Deportes

Miguel Cabrera continúa batiendo registros en las Grandes Ligas

Enrumbado y con una racha positiva, así dio inicio a la segunda mitad de la temporada de las Grandes Ligas el toletero venezolano Miguel Cabrera, quien la noche del sábado sonó otro hit para elevar su cuenta en la Gran Carpa a 2.928.

Esta cifra le permitió al aragüeño apoderarse en solitario del puesto 40 de la historia de las Mayores, puesto que compartía con el miembro del Salón de la Fama Al Simmons.

El slugger criollo conectó un sencillo en la octava entrada ante los lanzamientos de Taylor Rogers, que sirvió para empujar a Jonathan Schoop con la carrera de superar 5-4 a los Mellizos de Minnesota, en el segundo partido de una doble cartelera en el Comerica Park.

Simmons quien fue inmortalizado en Cooperstown en 1953, fue el jardinero izquierdo de los Atléticos de Filadelfia de Connie Mack, desde mediado de los años 20 hasta principio de los años 30 del siglo XX. Tras su actuación a lo largo de 20 años en las Grandes Ligas, Simmons ganó los títulos de bateo de la Liga Americana en 1930 (.381) y 1931 (.390), sin embargo todavía ostenta el récord con más hits en una temporada para un bateador derecho con 253, hito que logró en el año de 1925.

Tras este nuevo logro, Cabrera tiene entre ceja y ceja llegar a la marca de los 3 mil hits, pero para ello deberá dejar en el camino a peloteros de la talla de Rogers Hornsby quien ocupa el lugar 39 con 2.930 inatrapables, Willie Keeler en el 38 con 2.932, Barry Bonds en el 37 con 2.935 y jake Beckley en el 36 con 2.938. Todos en el Salón de la Fama, a excepción de Bonds, que fue 14 veces All-Star y en siete ocasiones electo Jugador Más Valioso.

Cabrera ya había igualado a Simmons el 9 de julio, también contra los Mellizos, pero en el Target Field.

La pelota que golpeó Miggy tenía .000 de average esperado, de acuerdo con Statcast. Pero cayó entre el jardinero central Nick Gordon -que estaba jugando profundo, con dos outs y Schoop en primera- y el campocorto Andrelton Simmons. Gordon tomó la bola, pero hizo un tiro al plato totalmente desviado, lo que permitió al corredor engomarse sin dificultad, destaca el portal de la LVBP.

Cabrera terminó la tarde-noche de 7-1, con una producida, en los dos juegos ante Minnesota. Esa actuación dejó su línea ofensiva en .298/.333/.411 desde el 1° de junio. Su promedio global es de .238 en la campaña.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba