Deportes

Miguel Ubeto le ganó la carrera al coronavirus

Un viaje estimado de más de una semana se ha convertido en un período de espera que supera los seis meses. Y es que el ciclista olímpico Miguel Ubeto se encuentra desde el pasado mes de febrero en Miami (Estados Unidos), ciudad a la que partió para ver acción en un par de carreras locales y que servirían de preparación para su participación en el Campeonato Nacional de ruta previsto a realizarse el 23 de agosto.

Sin embargo la crisis sanitaria generada por el coronavirus, trastocó todos los planes. A pesar de mantener el resguardo necesario y las medidas de bioseguridad requeridas, el criollo no pudo evitar contagiarse del covid-19.

Hoy poco más de tres semanas de haber superado este gran obstáculo de salud, Ubeto puede decir con toda propiedad que le ganó la carrera al coronavirus, aunque reconoce que no fueron días nada fáciles ni agradables.

Los antecedentes

Entre el 15 y 17 de febrero Miguel Ubeto dijo presente en la Vuelta al Sur de la Florida y días después mostró todo su potencial en la Vuelta a los lagos en Orlando y una competición de Criterium. A pesar que tenía previsto regresar al país, no pudo hacerlo dado que se desató fuertemente la pandemia y eso conllevó al cierre de fronteras, cancelaciones de vuelos e incluso a tomar medidas de confinamiento para evitar la expansión de los contagios.

Al estar solo en Miami, tuvo que replantearse cómo continuar trabajando para generar los ingresos necesarios para mantenerse en el tiempo indefinido que le toque estar en los Estados Unidos. Es por ello retomó los entrenamientos, pero esta vez de forma virtual con el grupo de atletas que prepara desde hace algún tiempo a través de su compañía Miguel Ubeto Training. Se trata de noveles ciclistas de México, Colombia, España e incluso en el mismo Norteamérica, quienes a través del Instragram Live siguieron cada una de las directrices que Ubeto les impartió a lo largo de siete semanas en cuanto a fortalecimiento general, entrenamiento específico de bicicleta en el rodillo y estiramientos.

“Así fui llevando mi día a día. Tengo amigos puntuales en Miami con los que salía esporádicamente, pero del resto siempre estuve solo, entrenando solo dos veces por semanas con dos pupilos”.

Precisó en una conversación exclusiva con Analitíca.com el criollo.

Una vez que flexibilizaron el confinamiento, Ubeto retomó poco a poco sus entrenamientos adentrado el mes de julio, esto permitió que se retomaran ciertas competiciones, y decidió participar en al menos tres de ellas. Aun cuando no tenía la mejor condición física posible, se llevó los máximos honores en una, sin embargo no pudo celebrar como debía dado que comenzó a sentirse mal.

Inició el calvario

La noche del 12 de julio Miguel Ubeto empezó a sentir los primeros síntomas de malestar. Fatiga extrema, dolor de  cabeza, 38 grados de temperatura, rinitis y goteo nasal, fueron los principales indicios para corroborar lo que pocos días después determinó la prueba PCR: positivo para el coronavirus.

“No sabría determinar dónde pude contagiarme. Tal vez pudo haber sido en el supermercado. Con el pasar de los días uno se va relajando y ya no llevaba guantes y cuando llegaba a casa ya no lavaba las cosas como antes. Tal vez eso influyó”.

Rememoró el campeón panamericano de ciclismo de ruta de Toronto 2015

A pesar de que le habían determinado con la prueba rápida que se trataba de covid-19, Ubeto tenía sus dudas, pero las mismas se disiparon cuatro días después del inicio de los primeros síntomas del malestar, ya que perdió por completo el sentido del gusto y del olfato.

“Esos fueron los síntomas inequívocos que necesitaba para corroborar esa información. Es algo que jamás había experimentado, a pesar de ello me quedé tranquilo y traté de tomar las cosas con calma”, reiteró.

Ya a poco de cumplir una semana con la sintomatología, fue cuando el pedalistas olímpico comenzó a sentirse peor. Sin fuerzas, sin ánimos de levantarse de cama, con pérdida del apetito. Así pasó en la soledad de su casa este escollo, eso sí, siempre pidiendo a Dios que le ayudará a superar esa difícil prueba.

“Días antes había sostenido una charla con la también ciclista Daniela Larreal en mi programa de IG ‘Conversando con campeones’ y ella al enterarse que yo tenía covid-19 me dijo que uno de los tratamientos efectivos para combatirlo eran unas gotas de Dióxido de cloruro, Paracetamol y Acetaminofén. Aunque no soy de tomar fármacos, inicié mi tratamiento. Los días más fuertes de este padecimiento fueron en el segundo fin de semana desde que supe que estaba contagiado. Me dio diarrea, vómito y hasta la pérdida del apetito”.

Rememoró Ubeto

En fase de recuperación

Aunque siempre ha sido partidario de los medicamentos naturales, Miguel Ubeto confiesa que el tratamiento que aplicó para combatir al coronavirus le funcionó. Aunque es más partidario de curarse de manera natural, de forma tal que el mismo cuerpo genere las defensas necesarias, en esta ocasión prefirió darle la oportunidad a los fármacos.

Pese a que los síntomas comenzaron a mermar, la ansiedad y una desesperación entre el pecho y estómago hicieron su aparición, una situación que alarmó al atleta, sin embargo logró apaciguarlos manteniendo la calma y haciendo respiraciones profundas y meditando.

“A lo largo de todo este proceso siempre me mantuve positivo, pidiéndole a Papá Dios que resguardara mi salud y que me diera la recuperación”, aseveró con determinación.

Casi tres semanas después de haber superado el covid-19, Miguel Ubeto ha ido retomando sus actividades diarias, eso sí, con mucho más resguardo y cuidando los detalles de las medidas de bioseguridad. Asegura que ahora más que nunca no es momento de bajar la guardia, sino por el contrario, es momento de cuidarse más.

Lo que viene ahora

A pesar de haber vivido esta experiencia, una de las más complicadas, el ciclista criollo asegura que las rutinas deben continuar, porque no el mundo no puede paralizarse.

“Creo que en algún momento la mayor parte de la población, de alguna u otra manera se va a contagiar. Es difícil que alguien deje de tocar algo, se pase las manos por el rostro, entre otras cosas. Lo que sí es que debemos estar preparados para afrontar esta realidad. La forma en la que la abordemos marcará la diferencia”.

Insistió.

Mientras se aguarda por una vacuna que pueda combatir el virus, el criollo insta a la población a tener una alimentación sana, a reforzar sus organismos con vitaminas, ácido fólico, zinc, vitamina C e incluso haciendo ejercicios.

Sobre la “nueva normalidad” de las competencias de ciclismo, Ubeto es partidario de que antes de ponerlas en marchas de les realicen los test rápidos a los participantes, además de mantener el distanciamiento social requerido y manteniendo además el uso de tapabocas, todo para resguardar la salud de los participantes.

“Además de esto cada persona debe mantener las medidas sanitarias para evitar contagiarse. Bañarse constantemente, lavarse las manos, cambiar las sábanas, haciendo esto de forma regular podría evitar males mayores”, dijo.

Luego de mejorar, el ciclista venezolano lo que apuesta es poder volver una vez tenga la posibilidad a su país para continuar la labor que lleva al frente de su fundación “Venezuela, país de futuro”. Mientras eso sucede continuará llevando a cabo los días martes y sábados su programa on line “Conversando con los campeones”.

“Mi meta es seguir trabajando en pro de los chamos y continuar motivando a la gente a que apoyen cada vez más al ciclismo nacional”, precisó.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar