Deportes

Paola Pérez afronta difícil situación a causa de la crisis sanitaria del covid-19

La llegada del coronavirus ha desatado un gran crisis sanitaria a nivel mundial, situación que ha trastocado la rutina de millones de personas alrededor del planeta. Y el deporte no es la excepción.

Y es que justamente para evitar el aumento de la propagación del virus chino y en aras de salvaguardar la salud de los atletas, diversos a países dictaron medidas de confinamiento, en busca de aplanar la curva de contagios, si bien es cierto que lo que se busca es resguardarlos el receso obligado ha traído otro tipo de consecuencias.

Y es que justamente estar en casa sin poder entrenar como es debido e incluso no poder salir a trabajar para poder producir los recursos económicos que les permitan hacer frente a los gastos de manutención, alimentación e incluso el pago de la renta, son algunas de las vicisitudes adicionales que los atletas han tenido que afrontar en esta nueva realidad.

Esto lo sabe muy bien la nadadora venezolana Paola Pérez, quien desde hace tres años tomó la decisión de emigrar a Chile en busca de mejores condiciones de vida y de mejores opciones de preparación, dado que en su tierra natal no había las condiciones dadas para lograrlo.

La sirena andina, quien se destaca en la modalidad de aguas abiertas, nunca imaginó que las cosas se les pondría mucho más difíciles en tierras australes tras la pandemia, dado que no cuenta con los recursos económicos para poder seguir con su ritmo de vida normal e incluso poder continuar con su preparación, lo que la alejaría del sueño de concretar el cupo olímpico a Tokio 2020.

Pérez confesó días atrás en una entrevista ofrecida al Comité Olímpico Venezolano (COV), que se siente sumamente presionada psicológicamente, dado que el parón provocado por el covid-19 la dejó prácticamente sin trabajo, dado que venía desempeñándose como entrenadora de natación de niño en un club de Santiago.

“Me vine a Santiago de Chile para continuar entrenando. En Venezuela no tenía esas posibilidades y tomé esa decisión. Todo me llega a la cabeza y me preocupo: por la renta, mi familia, el entrenamiento, los servicios, es complicado gestionarlo todo”, manifestó con preocupación.

Sin apoyo

Paola Pérez ha logrado grandes satisfacciones para el país, uno de los logros más emblemáticos fue la medalla de plata que alcanzó en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015, una hazaña que no pudo repetir en Lima 2019. A pesar de los tropiezos, la criolla se ha mantenido en pie de lucha para lograr el sueño de conquistar el boleto para la justa nipona, sin embargo reconoce que el panorama actual le ha colocado las cosas mucho más cuesta arriba.

“A veces no sé qué hacer y lo que hago es llorar. Hace poco tuve una crisis de pánico por todas las preocupaciones que tengo en mente. Trato de pensar en positivo, pero luego me llega ese pensamiento de ¿por qué me pasa esto a mí, si no le hago daño a nadie?”, se sinceró la nadadora.

A pesar de la situación, Pérez tiene el anhelo de poder participar en el Preolímpico que se tiene previsto llevarse a cabo en Fukuoka (Japón) una vez se reorganicen todas las competiciones internacionales y poder lograr el cupo que la lleve a disputar sus segundos Juegos Olímpicos.

“A veces no duermo pensando en si clasificaré o no, porque no estoy preparada para el fracaso. Yo quiero clasificar. Quiero estar ahí”, aseveró con preocupación. 

Uno de los mayores dilemas que afronta en este instante Pérez es si tomar la decisión de mantenerse en Chile a pesar de la difícil situación en la que se encuentra o si apostar por la ayuda de los entes deportivos venezolanos para poder regresar al país y replantearse sus objetivos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar