Deportes

Partidos de Copa América se jugarán entre 45 y 10 grados

Pese a que la mayoría de los partidos se disputarán en horario nocturno, hay una extrema diferencia de temperaturas que se sentirán en las distintas ciudades que sirven como sedes para los partidos de la Copa América Centenario 2016, en Phoenix llegarán a estar por encima de cuarenta grados, mientras que otras poblaciones como Seattle sentirán tan solo 10 grados.

Según los informes meteorológicos de los próximos siete días, correspondientes a la primera semana de la Copa que se disputa hasta el domingo 26, el termómetro oscilará en más de treinta grados.

Se pasará del calor excesivo y un ambiente de pleno verano en el centro del día en determinadas ciudades, a las temparturas nocturnas casi invernales de las noches de las ciudades del resto del país.

Los pronósticos revelan que esta semana en Phoenix se pueden alcanzar los 45 grados, ya la selección de Uruguay arribó ayer a la ciudad, que para el momento ya registraba 42 grados a la sombra y aseguraron que las altas temperaturas inciden en el rendimiento de los jugadores.

Para paliar este problema sustancial, el estadio de la Universidad de Arizona cuenta con la ventaja de disponer de aire acondicionado, lo que permitirá que los partidos se puedan disputar en condiciones aptas para la práctica del fútbol.

Lo que si no pueden evitar los jugadores uruguayos será las altas temperaturas en los entrenamientos, pues no contarán con los beneficios del campo de fútbol de Arizona.

En Phoenix se disputa el domingo el encuentro México-Uruguay y está previsto para el miércoles el Ecuador-Perú, con horarios fijados para las 17:00 y las 19:00 horas locales, que sin el aire acondicionado del estadio iban a hacer casi imposible que los futbolistas pudieran correr detrás del balón.

En esta ciudad, situada en el extremo noroccidental de Estados Unidos, las temperaturas rondarán los diez grados alguna noche, por lo que, a diferencia de Phoenix, el clima será siempre el adecuado para jugar al fútbol.

Cuando todavía restan tres semanas para la llegada del verano al hemisferio norte, algunas de las ciudades que albergan partidos de la Copa van a alcanzar estos días temperaturas máximas por encima de los treinta grados.

Es el caso de Houston, Orlando, Pasadena o Santa Clara, donde se juegan algunos encuentros en horario diurno. Frente a estas máximas, las mínimas por encima de los quince grados se pueden registrar en Nueva York, Chicago. Filadelfia o Boston, aunque en estos casos, el termómetro no perjudicará al juego.

La diferencia horaria entre el este y el oeste del país es de tres horas, circunstancia a la que se tendrán que adaptar los relojes biológicos de los futbolistas, aunque esta circunstancia puede considerarse una cuestión menor para unos profesionales habituados a cruzar con asiduidad el Océano Atlántico.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba