Deportes

José Peraza busca seguir mejorando en los Rojos

Como muchos de sus compañeros en los Rojos, el campocorto venezolano José Peraza decidió que su lugar de residencia durante la temporada muerta tenía que quedar cerca del complejo de desarrollo de jugadores del equipo en Glendale, Arizona. Sus razones eran tanto profesionales como personales.

«Mi esposa está embarazada», dijo Peraza. «Quería estar cerca de ella, practicar en las mañanas y luego quedarme el resto del día con mi señora. Me gusta Arizona. Tiene un buen clima».

Cuando está en el complejo, Pereza se enfoca entre otras cosas en fortalecer sus músculos centrales, especialmente los del lado izquierdo. Está levantando muchas pesas y entrenando porque quiere seguir sintiéndose fuerte.

«Es lo que hice el año pasado. Me gusta trabajar fuerte, porque uno se siente bien», dijo Peraza recientemente.

En buena medida porque tuvo problemas en el 2017, no fueron muchos que contaban con Peraza antes de la temporada pasada. E incluso no se le prestó suficiente atención cuando le fue bien.

Gracias a la fuerza ganada, el jugador de 24 años mejoró sus habilidades como bateador y produjo con consistencia a lo largo de esta última campaña, en la que bateó .288/.326/.416 con 14 jonrones, 58 carreras empujadas, 23 bases robadas y 97 de OPS+ en 157 juegos. Según Baseball Reference, aportó 2.3 de WAR.

Los 182 hits de Peraza fueron la mayor cantidad para un torpedero de los Rojos desde que el puertorriqueño Felipe López pegara 169 en el 2005. Y fueron apenas tres por debajo del récord de la franquicia para un shortstop, implantado por el Salón de la Fama Barry Larkin en 1990.

Además, Peraza también fue uno de los jugadores más difíciles de ponchar en el 2018. Su tasa de 11% de ponches y 9.1 visitas al plato por cada abanicada fueron las mejores cifras entre los bateadores de la Liga Nacional.

En el 2017, Peraza inició como el segunda base regular de los Rojos, reemplazando a Brandon Phillips. Las cosas no le salieron bien, ya que ligó para .259/.297/.324 con cinco jonrones y 37 remolcadas en 143 cotejos. Poco después del Juego de Estrellas, perdió su puesto ante la presencia de Scooter Gennett. Pero finalizó fuerte en la segunda mitad, jugando muchas veces en las paradas cortas por el lesionado Zack Cozart.

Una vez Cozart partió como agente libre, el campo corto quedó en manos de Peraza.

Peraza, el único infielder de los Rojos que no fue al Juego de Estrellas este año, sabe que tiene muchas cosas por mejorar.

«Necesito trabajar en mi defensiva y eso es lo que estoy haciendo en Arizona. Estoy trabajando con José Miguel Nieves», dijo Peraza sobre su compatriota, el ex jugador de Grandes Ligas que es manager de la categoría novato de los Rojos.

De acuerdo con FanGraphs, Peraza tuvo menos-2 carreras defensivas salvadas y menos-3.6 de UZR. En las estadísticas tradicionales, los 22 errores de Peraza fueron la mayor cantidad entre los campocortos de las Grandes Ligas y su porcentaje de fildeo de .962 fue el peor.

Por eso, Peraza no se conforma con lo que logró el año pasado.

«Me siento bien, pero necesito trabajar más», aseguró Peraza. «La temporada pasada ya se terminó. Quiero enfocarme en el año que viene y seguir mejorando. Estoy trabajando lo más duro que puedo parar mejorar todos los días y en cada temporada».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba