Deportes

Rubén Limardo con la mira puesta en el Salón de la Fama de la Esgrima Mundial

El campeón olímpico de Londres 2012 Rubén Limardo ha vuelto a la palestra en medio de la pandemia generada por el coronavirus. Y es que el esgrimista dorado recibió con júbilo la semana pasada, la noticia de su postulación por parte de la Federación Venezolana de Esgrima (FVE) a optar por un puesto en el Salón de la Fama de la Esgrima Mundial para la clase 2020.

El bolivarense quien ha cosechado un sinfín de logros a lo largo de estos años, inicia desde ya la carrera por ser uno de los atletas elegibles para escribir e inmortalizar su nombre entre las grandes luminarias de la disciplina de todo el planeta.

“Estoy sumamente contento con esta postulación. Espero que podamos concretar este nuevo triunfo no solo para mí y mi carrera deportiva, sino también para mi equipo y para toda Venezuela. Esto sin duda habla de la trayectoria y de todo lo que hemos vivido y logrado a lo largo de muchos años de trabajo arduo”.

Manifestó con orgullo desde Lodz (Polonia) a Analitica.com.

El también campeón panamericano de Lima 2019, no dudó en asegurar que esta noticia cayó como una bocanada de aire fresco en estos tiempos tan convulsos, en el que el mundo afronta una pandemia letal.

“Es una noticia que nos motiva y más ante esta situación que estamos viviendo. Esto sin duda nos sirve para seguir motivados y para que muchas personas se den cuenta que Rubén Limardo no es de ahora, sino que es un atleta que ha venido labrando un camino al éxito desde hace años, que ha venido formándose y trabajando duro para lograr grandes triunfos”, manifestó.

Limardo desestimó algunas críticas, que señalan que por el hecho de contar con cierta edad ya no puede rendir como antes, es por ello que asegura que “mientras uno esté claro en sus objetivos y apuesta por dar más de uno, este tipo de logros lo impulsan a seguir dando lo mejor”.

“No se trata de cualquier logro, se trata de uno de los más importantes, ya que el hecho de estar nominado me permite estar entre los más grandes de esta disciplina. Estar nominado es una gran victoria, más que todo por los requisitos que se exigen para poder optar por un cupo. Son bien exigentes y creo que los resultados que tengo hablan por sí solos”, enfatizó.

Motivación al límite

El espadista dorado reconoció que apenas hace un par de meses fue que comenzó a entrenar nuevamente como es debido, tras cumplir con un período drástico de confinamiento que tuvo que cumplir para resguardar su salud del covid-19. A pesar de que los primeros meses tuvo que luchar ante la incertidumbre y contra la ansiedad que le generó estar encerrado en casa sin saber cuándo podría volver a entrenar y más aun estando lejos de su esposa e hijos, hoy en día asegura estar motivado para seguir cosechando grandes éxitos, es por ello que esa postulación le cayó como anillo al dedo.

“La meta no es otra que seguir trabajando y seguir creciendo para continuar brindando grandes alegrías al país”, dijo.

Sobre esta nominación (la primera en su carrera) el bolivarense asegura tener grandes expectativas, dado que asegura que sobre los atletas nominados, él ha tenido una amplia gama de resultados positivos.

“Reconozco que siempre pensé que este tipo de postulaciones eran para personas que ya no estaban activas en la esgrima. Ahora que estoy allí vamos por todo”.

Precisó Limardo

Hasta la sablista ucraniana Olga Kharlan figura como la única atleta activa en formar parte del Salón de la Fama, un sitial en al que podría este año acompañarla Limardo.

De acuerdo a informaciones extraoficiales, la escogencia de los nuevos miembros de la clase 2020 podría llevarse a cabo en el próximo congreso de la Federación Internacional de Esgrima (FIE) pautado para llevarse a cabo entre los días 17 y 18 de septiembre. La escogencia entre los elegibles será para un total de cuatro atletas y un miembro de la familia de la esgrima.

Si por alguna razón Rubén Limardo no pudiera ingresar a este selecto grupo que se viene escogiendo desde el año 2013,  podrá seguir optando por un cupo en los próximos años hasta que logre el cometido.

Arduos entrenamientos

Tanto Limardo como su equipo han retomado sus entrenamientos en el  Gascon Carreno Fencing Centre de Lodz, a medida que se han flexibilizado las medidas sanitarias en Polonia.

El campeón olímpico confiesa que desde hace un par de meses han desarrollado una serie de entrenamientos, como si se estuvieran preparando para hacer frente este mismo año a los desafíos que afrontarían en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“La idea es poder sacar al menos un poco de ventaja sobre aquellos países que a la fecha no han podido iniciar sus prácticas o no están entrenando aún por el confinamiento. Muchos están relajados porque como no hay competencias, están más tranquilos”, manifestó.

Aseguró además que parte de la estrategia que está llevando a cabo su entrenador Ruperto Gascón es trabajar arduamente para así sopesar el hecho de que muchos de los grandes equipos cuentan con seis técnicos y un enorme equipo de trabajo, mientras que ellos cuentan con un entrenador y un suplente.

“La idea es enfocarnos en mejorar esos errores que no pudimos pulir a lo largo del proceso de clasificación a Tokio 2020. Hemos ido yendo sobre la marcha y trabajando sobre estos detalles”, aseveró.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar