Deportes

Los sueños que hacen volar a Lewis Hamilton

Su sueño siempre fue ser el mejor. La historia y la vida le han demostrado que aquél sueño que tenía de niño, se le convirtió en realidad. Hoy en día Lewis Hamilton está en la élite del automovilismo viviendo el anhelo que tenía en su infancia.

En una entrevista con el presentador norteamericano David Letterman para Netflix, el británico contó la historia de sus inicios en los motores y todo lo que tuvo que hacer para llegar a la cima del éxito.

Hamilton competía con carros a control remoto cuando apenas tenía ocho años. Él era el más joven. Sus adversarios lo superaban en edad 10 o 15 años y aun así los derrotaba siempre. Allí inició su afición por los autos.

Su padre le regaló un go-kart usado que encontró por un aviso de un periódico y comenzó a practicar en un hipódromo cercano. “Para mí es algo muy profundo porque yo era un niño muy pequeño. Y me subí al auto y era bueno en algo”, relató.

Llegar hasta donde está no hubiese sido posible sin la ayuda de su papá, Anthony Hamilton. Tuvo que hacer grandes sacrificios para ayudarlo. Tenía 4 trabajos e hipotecó su vivienda en varias ocasiones para financiar la carrera de su hijo, la cual es muy costosa.

“Se iba a Londres a las 5:30 de la mañana y regresaba a las 8 de la noche. Probablemente pasaba 15 minutos comiendo, luego reparaba mi go-kart en el garaje hasta la una de la mañana y luego volvía a salir. No entiendo cómo lo hacía”, refirió el piloto británico.

Sus carencias eran tales, que en sus inicios, ganó un campeonato y en la premiación debía ir en traje de gala. Le tuvieron que pedir uno prestado al niño que ganó en el año anterior para poder asistir.

En dicho evento conoció a Ron Dennis, director de equipo de McLaren Racing y le dijo: “Hola, soy Lewis Hamilton y quiero ser campeón del mundo en tu auto”. Él le respondió escribiéndole en un libro: “Llámame en nueve años y te daré un trato”.

El joven inglés fue campeón los siguientes tres años consecutivos. Con 13 años, un día llegó de la escuela y su padre lo recibió con la noticia que Dennis lo había contactado y les ofreció un acuerdo de patrocinio.

Su piloto favorito y ejemplo a seguir fue Ayrton Senna. Incluso le dijo en una ocasión a Ron Dennis que quería correr por él, porque el brasileño hizo lo mismo y tuvo un éxito indiscutible.

Hamilton apunta a lo más alto

Acerca de si quiere superar los siete campeonatos del mundo de Michael Schumacher, Hamilton aseguró: “Michael se retiró con 38 años, yo tengo 33 y sin duda creo que tengo cinco años más. Estoy ridículamente decidido a ganar”.

El automovilista confesó que es un año difícil mentalmente y que no todo es diversión en su carrera, en la que tiene grandes altas con los triunfos y éxitos y luego vive bajones enormes.

“Es algo de lo que nunca he hablado pero, a menudo, sufres de problemas mentales, inestabilidades, y debes mantener eso todo el año. Si tienes suerte, puedes encontrar que todavía hay fuerzas ahí”, enfatizó el cinco veces campeón del mundo.

Sin lugar a dudas, Lewis Hamilton ha realizado su sueño de ser el mejor, sus récords y palmarés así lo demuestran. Todavía tiene la oportunidad y las ganas de aspirar a mucho más en su carrera.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar