DeportesEspecial País

Futbolistas venezolanos, 90 minutos fuera de la realidad

Existe un preconcepto en la sociedad acerca de la vida que llevan los futbolistas. Lujos, zapatos caros, carros deportivos, portadas de revistas, mucho dinero y fama.

Una gran cantidad de jóvenes venezolanos que practican el deporte rey, anhelan con alcanzar el nivel de juego que las grandes estrellas de Europa tienen, pero también en llevar esa vida lujosa.

En Venezuela es otra realidad. Los futbolistas juegan por obligación y no por vocación, debido a que por la realidad en la que vive el país, no tienen agua en las concentraciones y los cortes eléctricos son constantes, servicios vitales con los que deberían contar los atletas para demostrar, aunque sea, en mínimas condiciones, su talento.

¡Ok, jugamos nuestro partido (2 horas de felicidad) sumamos 3 puntos en el Apertura, ahora de vuelta a la realidad: Tercera noche seguida sin luz!

Con esa frase Evelio Hernández, mediocampista del Zulia Fútbol Club, expresó la situación ambivalente que viven los futbolistas. En la cancha todo parece ser maravillas, pero luego de esos 90 minutos, se enfrentan con la dura realidad que viven la mayoría de los venezolanos.

Precisamente el conjunto petrolero y el Caracas FC se enfrentaron el pasado 10 de marzo durante uno, de los tan comunes apagones que vive Venezuela. Al inicio del duelo ambas oncenas se quedaron en la mitad de la cancha esperando que el tiempo transcurriera, como señal de protesta.

Darle alegría a las personas es lo único que se puede celebrar al ganar un partido en tiempos como estos. Ofrecemos nuestro esfuerzo dentro de la cancha por todo ese es fuerzo de la gente fuera de ella. Venezuela merece que dejen a las personas ser su mejor versión

Esta frase fue utilizada por el mediocampista del Caracas FC, Ricardo Andreutti, quien además es «Vocero de Paz» de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Venezuela para demostrar que los jugadores salen a las canchas a tratar de darle una alegría a su gente en tiempos oscuros.

La Asociación Única de Futbolistas Profesionales de Venezuela (AUFPV) solicitó a la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) la suspensión de la pasada jornada de fútbol en los escenarios donde no estén dadas las condiciones mínimas.

La FVF hizo caso omiso a esta petición de la AUFPV y había ratificado que la pasada jornada se jugara, a pesar de los apagones que siguen sucediendo en el país y la falta de agua que los mismos producen.

“En esta reunión se acordó dar continuación al campeonato de primera división, pero tomando en cuenta las circunstancias de las fallas en el fluido eléctrico en el país, se decidió que los partidos se disputen en horario diurno para evitar cualquier contingencia”, explicó Laureano González, presidente de la FVF.

La vida de los futbolistas en Venezuela está muy lejos de lujos y fama. El país se desmorona por el colapso definitivo de los servicios públicos, pero ellos deben jugar por acatamiento. A ellos también les afectan los problemas que tienen todos los venezolanos.

Luego del silbatazo final de un partido, comienza su verdadera lucha para: vivir con los constantes apagones, sin agua, sin transporte y en algunos casos con retrasos en los pagos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba