DeportesDestacado

Adriana Martínez considera que cumplió la meta deseada

Adriana Martínez cumplió 23 años de edad (09/11/1991) en plena preparación  para los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y en su mente retumbaban principalmente dos cosas: hacer lo mejor por brindarle a Venezuela un excelente resultado en la competencia, y darle gracias a Dios por la oportunidad de representar a su país en un deporte de tanta historia y tradición como el tae kwon do.

Tal como sucedió en los Suramericanos de Santiago, en Chile, “La flaca”-como se le conoce en la Escuela Nacional “Hung Ki Kim”- era la encargada de cerrar la participación de Venezuela y si en suelo chileno le brindó a esta nación el título global con el subcampeonato de los -57kg, en Veracruz la historia tenía que ser mucho mejor, sobre todo en el plano individual.

Martínez labró su camino dorado venciendo en cuartos de final de los -57kg a la local Jessica Chávez 10-7, para en semifinales batir a la guatemalteca Coralia Abadia 7-0 y así instalarse en la final de la justa centroamericana, donde su contendora fue la cubana Yislena Lastre, quien previamente despachó a Marta Candela (Dominicana) 7-4 y a Amanda Sánchez (Costa Rica) 11-10 en punto de oro.

 

Oro con mucha lucha

Esta, la nueva Adriana oriunda del oriente venezolano, no se amilanó en su reto final y mantuvo la superioridad frente a la antillana hasta el tercer tramo del combate, pactando a cero puntos el primer asalto y viéndose superior en el segundo 4-0 a razón de cuatro aciertos al peto.

Ya para el último round, Lastre apeló al ataque sistemático al rostro sobre la nativa de Los Altos de Sucre, siendo inclusive penalizada con un Kyong-go (deducción de medio punto). Martínez trabajó bien la distancia con la pierna de adelante y logró estar 7-3 por encima de la cubana gracias a un giro a la cara, pero una protesta que declinó a favor de Cuba devolvió el marcador 4-3 para la anzoatiguense.

Así las cosas, y con poco más de 15 segundos para gritar el oro, Adriana sumó un punto más a su cuenta personal con una patada de empuje, pero Lastre, a dos segundos para el final, giró a Martínez a la cabeza y, tras no impactar al rostro, regresó el pie y los jueces computaron la acción, pero el surcoreano Seong Hoon Kim, coach criollo, solicitó revisión en video replay y, tras la deliberación, la protesta nacional prosperó y Adriana le dio al país la décima presea dorada de los Juegos Centroamericanos que se celebran en Veracruz.

 

Meta lograda

“Gracias a Dios por permitirme conseguir esta medalla para Venezuela. Gracias también a mis entrenadores por hacer lo imposible para que todo fuera posible. Es una meta cumplida”, dijo Martínez, autora con su oro del título individual número 18 del país en la historia del tae kwon do centroamericano, y talismán para que esta nación amarrara el cuarto puesto entre 14 naciones que intervinieron en la cita caribeña, a razón de 1 oro, 2 platas alcanzadas por Cleiver Olaizola (-54kg) y Mario Leal (-58kg) y par de bronces a cargo de Virginia Dellán (-46kg) y Adanys Cordero (-62kg).

“Siempre dije que yo venía a dar el todo por el todo. Me siento muy emocionada de poder brindarle esta medalla a mi país. Es una emoción muy grata por mí, y por todo el equipo”, relató Martínez a los medios presentes, recordando que “todo esto es pensando en Río 2016. Hacia allá es donde todos queremos apuntar”, cerró.

 

Cuna de ganadores

La población Los Altos de Sucre, situada en el estado Anzoátegui, es cuna de espigados y fuertes taekwondistas, y tiene el gimnasio que dirige Luis Carlos Navas una fábrica de campeones de donde, además de Adriana Martínez, han salido figuras como el Carlos Rivas de esta generación, actual monarca bolivariano y suramericano, entre otros competidores de extraordinaria calidad que han despuntado en las categorías juveniles e infantiles.

Este dojang, uno de los más representativos del oriente del país, abrió sus puertas en enero del 2000, y desde entonces ha sido una cantera de espigados y fuertes peleadores.

 

Dominio caribeño

Las mujeres venezolanas le han regalado a Venezuela once de los 18 títulos centroamericanos que ostenta el tae kwon do criollo, pasando por los lauros de Adriana Carmona en México 1990 y Ponce 1993, Oly Padrón (Ponce 93), Danitza Lazo, Eliana Pantoja y Nohemar Leal en Maracaibo 1998, Dalia Contreras en El Salvador 2002 y Cartagena 2006, así como Adanys Cordero y Miladys Mariño en Mayagüez 2010.

 

El resto de las coronas criollas en el Caribe llegaron a piernas de Arlindo Gouveia, Carlos Rivas, Gerardo González y George Kajakajhian en México 1990, Luis García en Maracaibo 1998 y Carlos Vásquez por partida doble en 2006 y 2010.

 

Primer oro en tierras extrañas

A la tercera fue la vencida para Adriana Martínez. La criolla disputó en Veracruz su tercera final internacional y la ganó, luego de quedarse a las puertas de la gloria en el Campeonato Mundial Militar Hochimin, Vietnam 2012 y en los Juegos Suramericanos de Santiago este año, donde su medalla de plata le dio el título por equipos al país después de 20 años.

Martínez ya había saboreado una presea caribeña, pero escolar, en la cita centroamericana de Puerto Rico 2007.

En el abierto panamericano de México 2010 se quedó con el bronce.

En el circuito nacional ha sido monarca juvenil en 2008 y campeonato de primera categoría en Aragua 2010 y Barinas 2012, además de ser bicampeona de los Juegos Deportivos Nacionales 2011 y 2013.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba