Economía

2003: Un año para no repetir

El año 2003 seguramente se convertirá en uno de esos años emblemáticos, uno de esos períodos que se citan con frecuencia – no siempre con acierto – y que sirven como referencia para tratar de explicar el desenvolvimiento del país. El año 2003 seguramente pasará a formar parte de esa lista en donde ya se encuentran 1983, por el Viernes Negro, 1989, por el Caracazo y el comienzo del gobierno de Carlos Andrés Pérez II (o viceversa), 1992, por los golpes de Estado, 1994, por la crisis bancaria, y 1998, por el comienzo de la revolución.

Aun cuando faltan algunas de las estadísticas económicas, ya existe suficiente información para hacer un balance del año. En el 2003 la cantidad de bienes y servicios producidos en Venezuela cayó 10.1%, con lo que el ingreso por habitante se redujo en 11.7%. Estas caídas, sumadas a las de magnitudes similares que ya habían ocurrido en el año 2002, significan que 18% del total de la producción y 21% del ingreso por habitante que teníamos al cierre del 2001 desaparecieron en apenas 24 meses. Cualquier crecimiento que se logre a partir de la base mínima de actividad económica con la que hoy en día cuenta Venezuela, va a ser significativo en términos porcentuales pero insignificante desde el punto de vista de la recuperación del producto y menos aún del ingreso por habitante. Para poner un ejemplo sencillo: Para recuperar el ingreso por habitante que tenía Venezuela al cierre de 1998 (que no era particularmente grande) el país va necesitar crecer 5% anual durante los próximos nueve años.

La inflación a nivel del consumidor cerró en 27.1%, pero otros índices más representativos del consumo venezolano (dado que es difícil conseguir los productos a los precios controlados) estuvieron muy por encima: Al por mayor, 48.7%, Núcleo inflacionario 37.5%, y Alimentos (aún a pesar del control) 36.4%. Todo esto en un país en donde, a pesar de los reportes del INE, existe un número de desempleados e informales superior al 70% de la fuerza laboral, y en donde los salarios formales mínimos subieron en promedio 10.5% (sí, aumentos de 10% en Julio y de 20% en Octubre, da un promedio en el año apenas superior a 10%).

Esta es la historia en números, la crónica de la que sucedió aquí casi alcanza la tragicomedia. El año se inició en medio de un paro nacional que le dio al gobierno los argumentos que estaba buscando para tomar el control de PDVSA. A partir de allí, decretado el final del paro, el gobierno decidió iniciar su propio paro cambiario, limitando la venta de divisas en el año a apenas 30% del nivel requerido por la economía. El control de cambio, y el aumento del gasto público ante la progresiva inminencia de un evento electoral, generaron un aumento en la cantidad de dinero, que se tradujo en un aumento de la inflación porque las empresas no tenían los dólares necesarios para expandir la producción. En medio de esta inmensa incongruencia de política económica, el BCV salió a recoger parte de ese dinero (9 billones de bolívares) a través de la emisión de títulos, cuyo costo financiero va a hacer imposible la declaración en el 2004 de las utilidades cambiarias previstas en el Presupuesto. Esta situación es la verdadera motivación detrás de la insistencia del gobierno nacional en la obtención de financiamiento directo (“sólo por un millardito de dólares”) del BCV.

Ese es el país que tuvimos en el año 2003, y en buena medida el país que cabe esperar para el año que apenas comienza. El 2004 promete juntarse a la lista de años “ históricos”, esos años que marcan el comienzo de un época, para un país que ha sido sometido en los últimos 15 años a demasiados acontecimientos históricos, que se cansó de los hitos, y que simplemente está buscando una puerta de salida, una ruta que signifique la vuelta a la cotidianeidad.

Profesor del IESA
Economista Jefe VENAMCHAM

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba