Economía

A Ramírez hay que responderle

Fue apenas un par de días que se presentó al colectivo de Pdvsa en Oriente, la orden del ministro Ramírez, sobre la reestructuración de RRHH, información dada con anterioridad por Sinutrapetrol y ratificada al día siguiente en Maracaibo por Ramírez.

El ministro ha sido conciso, «el trabajador no se puede dejar quitar su espacio por los gerentes, ni supervisores». En las mesas de trabajo debe estar la clase obrera, con propuestas en mano, con crítica, la corriente corporativista, que es un 20% de Pdvsa, tiene que ser confrontada en un plano político, porque la industria debe tener el espíritu socialista, como resultado de la lucha planteada desde 2002. Así los obreros, en el marco de la participación política y la acción social, tendrán las mejores reivindicaciones.

Pero Ramírez también ha sido enfático, en señalar a una parte de la dirigencia sindical conservadora, atrapada en la corrupción, los vicios, el tráfico de cupos y las prácticas de nepotismo, que sigue entrampada en el simple reclamo salarial explotador, que sigue usando el poder sindical para dar trabajo a sus familiares, en vez de armar cuadros de obreros para la lucha política en la industria.

Los obreros no se pueden dejar quitar su espacios por los pillos, que andan de puerta en puerta y tras de cada gerente haciendo acuerdos y trampas a puerta cerrada (Se recuerda la parada mayor de Petrocedeño 2008, en la que el filibustero de la «trinchera», se transó con el ex gerente de RRHH, y violaron el Sisdem, por tracaleros, como esos es que el ministro arremete contra una parte de la dirigencia sindical).

Esos bandidos, que engañan a grupos de desempleados con los que juegan, para posar en fotos para prensa, que se hacen llamar socialistas porque sólo se ponen una camisa roja, son los que hay que derrotar en los espacios que ha abierto la directiva de Pdvsa, es un debate que se ha permitido, el cual debe ser copado por la clase obrera. Una nueva propuesta de normas internas de RRHH, no puede ser diseñada sólo por los aburguesados gerentes y supervisores, que hasta ahora han saboteado todo lo que se ha querido hacer en la industria, a favor del proceso.

Hay que estar alerta, los traidores que están «escondidos» andan alborotados, la videoconferencia de Ramírez encendió las alarmas, cuando en este espacio se anunció hace unos seis meses de la sabida presencia de unos 72 gerentes y altos cargos identificados como traidores y saboteadores, no cesaron las amenazas por mensajes de texto, provenientes de computadores ya identificados en el edificio sede de Guaraguao, de Refinería y la mayoría de Jose, esos mensajes eran todos contrarrevolucionarios.

Los trabajadores conocen a los traidores, tanto en los puestos claves, como a los «sindicaleros» que se han dedicado a destruir el espíritu de la verdadera lucha sindical.

Al ministro hay que responderle. La clase obrera debe asumir ese reto con propuestas, porque no se es conservador de este lado, lo que haya que denunciar se seguirá denunciando, la guerra contra la corrupción en Pdvsa, el sabotaje de la derecha infiltrada, es el punto de honor de los trabajadores petroleros. Hay que asumir la vanguardia, esa propuesta no puede ser patronal, los obreros debemos coparla.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba