Economía

Accidentes en Pdvsa

La razón de la explosión y posterior incendio en el muelle número 1 de la refinería Cardón, en el estado Falcón, radica en la falta de mantenimiento, impericia e incumplimiento de los programas de seguridad, denunció Eddie Ramírez, ingeniero y experto petrolero.

El sábado a las 10.00 de la mañana se registró un fuerte estallido en las instalaciones del centro de refino propiedad de Petróleos de Venezuela (PDVSA), en momentos que el buque Sonia se encontraba cargando combustibles destinados al mercado internacional.

Ayer una columna de humo volvió a alarmar a los vecinos de las comunidades adyacentes del centro de refino, llevando a voceros de la estatal petrolera a afirmar que se trató de la “quema controlada de combustible residual”.

Pese a que la estatal sostiene que el fuego que se presentó ayer correspondió a un proceso “normal”, las llamas se presentaron muy cerca de las instalaciones petroleras.

Con el incidente del fin de semana sumaron cuatro los accidentes que ocurren en la refinería Cardón, que es la segunda más importante del país, con una capacidad de procesamiento de 300 mil barriles por día.

Ramírez aseguró que en los últimos siete años se hicieron frecuentes los eventos inesperados, no sólo en los centros de refino, sino en todas las instalaciones petroleras.

Indicó que los incidentes que ocurren ahora en el sector petrolero no ocurrían antes con tanta frecuencia porque se respetaban los planes de mantenimiento preventivo, existía pericia por parte de un personal calificado y se respetaban las normas de seguridad.

El ingeniero precisó que entre el año 2003 y lo que va de 2010 ocurrieron 231 accidentes en instalaciones petroleras, que dejaron un saldo de 50 trabajadores fallecidos y 164 lesionados. “Esas son cifras altísimas”.

El analista consideró que parte de los problemas operacionales que enfrenta PDVSA radican en el despido masivo de personal calificado en el año 2003 y en la politización de la empresa.

El proceso
PDVSA informó que el incidente del sábado ocurrió en momentos que el tanquero Sonia estaba cargando 100 mil barriles de diésel y 75 mil barriles de Jet A1.

Ramírez explicó que en el proceso de carga de los buques ocurre un fenómeno de electricidad estática, que si no se sabe manejar, puede ocasionar chispas que derivan en explosiones.

Para evitar accidentes en el proceso de embarque, los operadores deben hacer contacto con tierra a través de un cable, de manera que no se produzca la electricidad estática.

“Uno jamás puede estar cargando un buque si no hay lo que se llama aterramiento”, indicó el experto en materia petrolera en entrevista con La Verdad.

Cardón, junto a su gemela Amuay, forma parte del Centro de Refinación de Paraguaná (CRP), uno de los más grandes del mundo, con una capacidad para procesar 900 mil barriles diarios.

En lo que va de año
* 11 de septiembre. Se produjo una explosión en el muelle 1 de la refinería, en momentos que un buque estaba cargando combustibles.

* 24 de abril. Ocurrió un incendio en las instalaciones de la unidad de craqueo catalítico del centro de refino.

* 29 de marzo. Se registró un incendio en la planta catalítica de la refinería, que obligó a paralizar las operaciones de la unidad.

* 26 de enero. Siete personas resultaron lesionadas por un incendio que ocurrió en el área de tanques de la refinería.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba