Economía

Acreedores de deuda venezolana piden a Guaidó definir un marco de renegociación

Una futura renegociación total de la deuda externa del país es lo que espera el Comité de Acreedores de Venezuela, que representa a inversores en bonos venezolanos cuyos pagos cayeron en incumplimiento en 2017, y que pidieron comenzar a discutir el marco de esas negociaciones.

Los bonistas, a quienes se les adeudan pagos de intereses y capital por unos 11.400 millones de dólares por títulos en circulación que superan los 60.000 millones de dólares, decidieron responder al equipo financiero de Juan Guaidó, que días atrás se mostró dispuesto a dar un trato igualitario a los acreedores, en una negociación que solo tienen previsto iniciar una vez el gobierno de Nicolás Maduro abandone el poder.

Si bien el Comité de Acreedores de Venezuela aceptó que lo inmediato para un futuro gobierno liderado por la oposición es atender la emergencia humanitaria, pidió en un comunicado a Guaidó “comprometerse ahora con el Comité y otros actores interesados” en fijar los parámetros para esas negociaciones.

«Un nuevo gobierno debe trabajar con las partes acreedoras, como el Comité, para acordar el diseño del proceso de reestructuración y negociar los términos financieros y otros términos de la reestructuración», se indicó en el comunicado.

Lea también: Deuda venezolana asciende a $140 mil millones, sin posibilidades de ser cancelada

En el documento, los acreedores se oponen a un decreto que solicitó Guaidó al gobierno estadounidense para proteger los activos venezolanos de posibles embargos, y piden negociar las deudas con Rusia y China junto con las de los tenedores de bonos.

Los tenedores de bonos prefieren que la Asamblea Nacional venezolana apruebe una Ley de Quiebra que sea reconocida por Estados Unidos, antes de tramitar un decreto.

El equipo financiero de Guaidó reconoció que las obligaciones por bonos, facturas comerciales o nacionalizaciones suman casi 200.000 millones de dólares y aseguró que discutirá por separado otra pesada deuda bilateral que en su mayoría mantiene Venezuela con gobiernos aliados de Maduro, como China y Rusia.

Los acreedores insistieron en solicitar a Guaidó que negocie “toda la deuda”, pública y privada, en un proceso que debe empezar por “proporcionar información oportuna y transparente”.

Según algunos asesores de Guaidó, el comité de bonistas parece estar en sintonía con el interés de la oposición venezolana en definir una salida a la crisis financiera del país.

La deuda pública venezolana representa más de 100% del Producto Interno Bruto (PIB). Este indicador es impactado tanto por el crecimiento de la deuda como por la caída sostenida que durante los últimos cinco años ha tenido el PIB, el cual para el cierre del 2018, comparado con el 2013, presenta una contracción acumulada de aproximadamente 44%.

Por ello, el país tiene una necesidad de financiamiento externo de al menos 216.00 millones de dólares, que representan unos 20.000 millones de dolares al año.

Lea también: Renegociación de deuda pública venezolana dependerá de evaluación de multilaterales

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba