Economía

Agricultores venezolanos afectados por el contrabando ilegal de verduras y hortalizas desde Colombia

Desde el 2015, el tránsito formal de mercancías entre Venezuela y Colombia ha estado paralizado y todas las verduras y hortalizas que son ingresadas al territorio nacional se hacen de manera ilegal y son vendidas a precios inferiores, lo que causa pérdidas a los productores.

En la actualidad, la situación de contrabando ha afectado de manera importante a estados como, Táchira, Mérida, Lara, Trujillo, entre otros. En los principales mercados mayores la producción nacional está siendo desplazada por la colombiana dejando al lado años de producción, inversión y dedicación de los hombres del campo.

Los costos de producción de papa en Venezuela son muy altos, empezando por las semillas: son muy viejas. El gobierno no les permite a los agricultores traer semillas de otros países. Los costos de producción han subido demasiado, un saco de abono químico puede costar hasta 80 dólares. Los fungicidas e insecticidas también han subido y eso hace que el precio de la papa se eleve y cuando sacamos las cosechas nos damos cuenta que los mercados están minados de papas colombianas, esto hace que trabajemos a pérdidas”, relató Alfonso Morales, productor agrícola del estado Mérida.

Morales explicó que el contrabando no es solo de papa, sino que de tomate, cebolla, repollo, cebollín y hasta ajo, sin embargo, esta es la situación más grave debido a las pérdidas significativas que tienen  las personas en los campos venezolanos.

Adalberto Mendoza, productor de papa del estado Trujillo explicó vía telefónica a El Pitazo, que ven a diario con preocupación kilos y kilos de papas en los mercados venezolanos y cuando los ferieros gochos intentan vender el producto nacional, son rechazados.

Ejemplos claros: en el mercado de El Valle, en Caracas, el saco de papas llega a 10 y 12 dólares cada uno, mientras que a nosotros nos cuesta sacarlo en 18 dólares, es decir, la diferencia es de 6 a 8 dólares, altísima. Nadie quiere la papa local, pero lo que no saben es que detrás del esfuerzo, hay muchísimo invertido, en cuanto a lo económico”, relató Mendoza.

Hoy en día 30 sacos de papa venezolana equivalen a 450 dólares y la misma cantidad pero de papa colombiana cuesta 300 dólares.

Para Morales resulta necesaria la pronta ayuda de las autoridades en materia de seguridad para frenar el contrabando de papas y otros productos, “No estamos en igualdad de condiciones con Colombia. Producir acá es más difícil por todo, los productores estamos huérfanos, nos sentimos solos”, finalizó.

Hasta ahora no se ha logrado descubrir quién o quiénes son las personas que se dedican a contrabandear las hortalizas del vecino país y que lo distribuyen en casi todos los mercados de Venezuela.

Redacción: Andrea López

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba