Economía

Ahorro en Petro ¿fantasía o realidad?

Desde el pasado lunes se inició el “Plan de Ahorro en Petro” que pretende permitir a los potenciales usuarios acceder a esta moneda con el Carnet de la Patria.

En efecto, la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip) ha señalado que “ante variaciones inesperadas hacia la baja del precio de la criptomoneda en los mercados financieros, o del tipo de cambio, garantiza el pago a ser recibido por los tenedores del referido instrumento en cada amortización será igual al valor en Bolívares Soberanos de la porción equivalente de la inversión inicial”.

De hecho, el Superintendente, Joselit Ramírez, detalló hace días que este Plan está “dirigido a fortalecer el patrimonio de la familia venezolana, como mecanismo de ahorro y con el objetivo de preservar el ingreso familiar, impulsando la economía nacional”.

Sin embargo, no son pocos los economistas y analistas que fruncen el ceño con respecto a esta medida. El economista Luis Oliveros desde un comienzo ha cuestionado la confianza en la criptomoneda gubernamental petro.

A través de Twitter expresó que «Maduro pone una fe infinita en el petro. Insiste que con el bolívar soberano anclado al petro se acabará la inflación. Al estilo Mugabe. Es ingenuo pensar que eso pueda funcionar».

Versión oficial

El Plan se inició a través de la plataforma Patria (www.patria.org.ve), permitiendo a más de 18 millones de carnetizados acceder a esa inversión en Bolívares Soberanos y tramitar sus certificados en el horario de operaciones, de lunes a sábado de 6:00 de la mañana a 9:59 de la noche.

La activación del Plan de Ahorro en Petro, inscrito en el Plan Nacional Integral de Criptoactivos, estará respaldado por 4 millones de petros, equivalentes a 14.400 millones de bolívares soberanos y 240 millones de dólares.

Según el sitio en internet del Banco Central de Venezuela (BCV) el precio referencial de una unidad de petro con otras divisas, es de 52,64 euros y de 60 dólares para el 2 de noviembre.

En este sentido, el mandatario Nicolás Maduro aseveró que el “ahorro en petro permite la inversión en una moneda cuyo valor se encuentra respaldado en las riquezas del país, calculado al tipo de cambio de referencia actual en el mercado, en aras de preservar el valor adquisitivo para incentivar el ahorro”.

¿Cómo se come eso?

La modalidad de ahorro contempla amortizaciones trimestrales y un pago final que puede ejecutarse a los 90 días, 180 días o 270 días, esquema que permitirá resguardar el valor de la inversión, advierte la convocatoria oficial.

Refiere también la Superintendencia que de producirse la redención anticipada del instrumento antes de los 90 días posteriores al inicio del plan, “el ahorrista asume el riesgo de precio del instrumento, no resultando aplicable la garantía de mantenimiento de valor de la inversión inicial, además de la aplicación de una penalidad”.

Precisa, sin embargo, la Superintendencia que “se aplicará una penalidad del 0,1% para los ahorristas que efectúen retiros anticipados de los fondos ahorrados antes del vencimiento de los lapsos establecidos”.

El dúo ¿dinámico?

Este esquema de ahorro se une al Plan Oro, que inició la semana pasada, y el cual apunta a generar ingresos superiores a 5 mil millones de dólares para el país, enmarcado en los primeros 90 días del Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica.

La primera convocatoria de ahorro en la criptomoneda nacional, el petro, se inició el pasado lunes cinco de noviembre a través de la plataforma patria, donde más de 18 millones de carnetizados podrán acceder al Plan de Ahorro con una inversión en bolívares soberanos.

Para el economista y diputado a la Asamblea Nacional (AN), José Guerra este plan no tiene futuro. “Para poder ahorrar, las personas deben tener ingresos que superen sus gastos. Si la gente no tiene un ingreso suficiente para comer, menos va a tener para ahorrar”, sentenció.

Bajo su óptica, el ahorro en la moneda virtual petro, que pretende aplicar el Gobierno, no es recomendable y podría representar un inconveniente.

Guerra aseguró que la gente no va a ahorrar en una criptomoneda que no tiene ningún valor comercial.

Resaltó que el petro no es aceptado en los centros mundiales de finanzas y comercio, porque no es convertible. “Poner ahorrar a la gente en petro es condenarlo a perder su dinero”, indicó.

Otros analistas consultados destacan que para el venezolano es imposible ahorrar, es solo una fantasía, y más cuando el salario mínimo de 1800 bolívares soberanos (medio petro) apenas alcanza para dos o tres productos alimenticios, por lo que es difícil pensar en invertir en criptomonedas o en oro.

La hiperinflación hace que sea absurdo tan siquiera cubrir las necesidades básicas. En la actualidad, lo que más preocupa al venezolano es poder alimentarse, además casi nadie sabe el ¿potencial? de esta oferta gubernamental que se vislumbra solo como un paquetazo rojo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba