Economía

Altos precios de hortalizas obedecen a falta de materia prima

El sector no tiene insumos para cubrir con la demanda que impone el mercado venezolano

La escasez de agroinsumos como fertilizantes, agroquímicos venenos y semillas, representa uno de los factores que más ha agudizado la crisis del sector agropecuario, a lo cual se agrega la caída del poder adquisitivo de los venezolanos, así como la falta de combustible en el interior del país y los cortes eléctricos que limitan gravemente la actividad económica nacional.

El presidente de la Asociación Venezolana de Semillas (Avesem), Aurelio Sánchez, advirtió que el sector no cuenta con insumos para cubrir con la demanda que impone el mercado venezolano.

En ese sentido, ante la temporada de siembra y la falta de materia prima, el representante de Avesem prevé un aumento en el costo de las hortalizas, el cual ya se ha estado sintiendo en los bolsillos de los venezolanos.

En una feria de verduras ubicada en Caracas, el kilo de tomate marcaba este miércoles un precio de 32.000 bolívares, lo que representa casi un salario mínimo.

Foto: Archivo

El kilo de cebolla en los principales supermercados de la capital, oscila entre 13.000 y 16.000 bolívares, mientras que la papa tiene un costo de entre 10.000 y 13.000 bolívares por kilo.

«Nosotros deberíamos estar sembrando más de 80 mil hectáreas de hortalizas y en este momento, no llegamos ni siquiera a 20 mil, metiendo tomate, pimentón y cebolla, que son los cultivos que vamos a necesitar para el cierre del año», dijo Sánchez en entrevista a Unión Radio.

Resaltó que desde el 2016 el déficit de semillas se ha venido agravando, y en la actualidad no llegan al 3% de lo requerido.

Sánchez comentó que de acuerdo a un estudio que realizaron junto a la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro), el sector requiere más de 30 millones de dólares para reactivar la producción.

«Eso nos permitiría prácticamente volver a re-negociar con nuestros proveedores y tener un plan de acción a largo y mediano plazo, porque no podemos decir que hoy nos dan la plata y mañana reactivamos el sector, esto va a requerir un poco de estrategia para poder cubrir las necesidades del país», añadió.

Sánchez indicó que actualmente no están importando semillas porque poseen una deuda de 20 millones de dólares con sus proveedores.

El sector agrícola acumula 12 años de caída sostenida. Según datos de Fedeagro, la producción venezolana, que enfrenta un atraso hacia el nivel de los años 70, solo abastece actualmente 20% del consumo nacional.

Pese a que el Gobierno nacional aprobó un crédito para impulsar el Plan de Siembra 2019-2020, con el fin de «elevar la producción de ciertos rubros para avanzar hacia la soberanía alimentaria del país», los expertos en la materia aseguran que el monto, que equivale a 30 millones de dólares, fue insuficiente.

Tomando como referencia los números que maneja Fedeagro, el campo venezolano requiere una inversión de $ 1.500.000.000 para lograr reactivar y cultivar las 2.500.000 hectáreas con potencial para producir 55 rubros vegetales.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar