EconomíaEspecial País

Alza del dólar paralelo responde a una corrección del tipo de cambio, afirman economistas

El tipo de cambio paralelo vuelve a tomar una amplia ventaja sobre la tasa oficial. En la última semana, la tasa no oficial de la moneda estadounidense superó a ritmo acelerado la barrera de los 10.000 bolívares por dólar, con lo cual el salario mínimo de los trabajadores venezolanos se redujo a cuatro dólares mensuales.

A juicio del economista Jesús Casique, el alza del dólar se debe a una corrección del tipo de cambio producto de la sobrevaluación de la moneda nacional, dado que la tasa actual no corresponde con la realidad económica del país.

El experto en materia financiera señala que al comparar el precio del dólar actual es evidente que el valor está muy por debajo de las condiciones de equilibrio. Indicó que al analizar el comportamiento inflacionario de la economía, resulta que la variación del comportamiento de la hiperinflación acumulada en los últimos años es muy superior con respecto a la variación del tipo de cambio.

Casique aseguró a Analítica.com que el valor aparentemente estable del tipo de cambio paralelo es insostenible en términos económicos y citó algunas de las razones que presionan el alza de la tasa no oficial.

    • El aumento de la demanda como consecuencia de los pagos a proveedores que ha hecho el Gobierno central.
    • Los agentes económicos buscan moneda de cobertura o activos para cubrirse frente a la hiperinflación que está atravesando el país desde hace 19 meses.
    • La expectativa e incertidumbre de los consumidores y agentes económicos que no tienen confianza con el bolívar.

El alza del dólar ha depreciado el bolívar en 25% en la última semana y ha terminado de pulverizar un salario de 40.000 bolívares mensuales que ya era insignificante frente a la inflación que, si bien se ha desacelerado en los últimos cuatro meses, presentando índices por debajo del 50%, sigue siendo devastadora para el bolsillo de los ciudadanos.

El Banco Mundial estipula que una persona es pobre cuando recibe un salario inferior a 1,9 dólares diarios. En Venezuela, el salario mínimo equivale a 18 centavos diarios, tomando como referencia el tipo de cambio oficial del Banco Central de Venezuela, equivalente a 7.503 bolívares/dólar.

La razón, indica Casique, es que el proceso desinflacionario está sucediendo bajo un contexto de restricción crediticia producto del encaje legal, una medida con la cual el gobierno nacional ha tratado de abatir la hiperinflación generando una restricción monetaria que hace más cara la vida en dólares y contrae cada vez más el consumo nacional.

Lea también: Inflación continúa en descenso y se ubica en 24,8% al cierre de junio

Según datos ofrecidos por la Asamblea Nacional (AN), el índice nacional de actividad económica mensual sufrió una caída en el primer trimestre de 2019 de 39,9% y una caída acumulada, desde el primer trimestre del año 2013, de 64%.

Al cierre de año, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima una caída del PIB de 25%. Sin embargo, Casique consideró que la caída será superior a 30% y se ubicará entre 32% y 34%, mientras que afirmó que la proyección del organismo multilateral que estimaba que Venezuela cerraría el año 2019 con una inflación anualizada superior a 10.000.000%, no se cumpliría, dada la disminución de este fenómeno en los últimos meses.

El economista aseveró que la fuerte volatilidad cambiaria y de precios es producto de una falta de coordinación en las políticas económicas. «En la medida que el Gobierno no establezca una política económica coherente, será imposible poder efectuar las correcciones correspondientes», sostuvo.

«La estabilidad es la excepción»

El director de la firma consultora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, estimó que en el contexto económico actual no hay razones para que el tipo de cambio no suba. Por el contrario, afirmó que la estabilidad cambiaria es la excepción, y es lo que ha generado una sobrevaluación de la moneda que provoca que lo importado sea más barato que lo nacional.

De acuerdo con Oliveros, en los últimos días ha aumentado la ejecución del gasto público que ha generado cierto flujo de liquidez en bolívares que se traduce en presión al alza del tipo de cambio paralelo.

A su juicio, la presión del tipo de cambio tendrá una incidencia en los precios y juega en contra de la estrategia de mantener «a raya» el índice de inflación mediante las medidas restrictivas impuestas a la banca venezolana.

«A pesar del alza de los últimos días, el dólar sigue estando barato», afirmó Oliveros a través de la red social Twitter.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar