Economía

ANCE asegura que Venezuela cerrará el año con una parte de la economía que tenía en 2013

La Academia Nacional de Ciencias Económicas (ANCE) publicó recientemente un informe correspondiente al último semestre el año en donde señala que Venezuela culminará este 2020 con una economía que representa lo que fue una parte de la que tuvo en el año 2013.

En dicho informe enfatiza que desde junio a noviembre continuó la contracción del sector petrolero y con ello, la economía en general que, se acentuó por la llegada de la pandemia del coronavirus que produjo la paralización de varios sectores a partir de la puesta en marcha de la cuarentena a causa del virus.

La debacle económica del país que, tiene una hiperinflación sostenida desde el año 2017, hasta el momento no ha sido igualada por otra nación, situación que se suma a los bloqueos impuestos por el Gobierno de Estados Unidos para buscar la salida de Nicolás Maduro del poder.

Para el décimo mes del año, la producción de crudo se ubicó en 367.000 barriles por día (bpd), mientras que para el mismo mes del año 2019 se ubicaba en 687.000 bpd y hace dos décadas la cifra podía alcanza hasta 3.000.000 bpd, lo que significa que la caída por año de la producción petrolera a octubre de 2020 fue de 46,5%.

Adicionalmente, a la grave situación de producción de crudo, se le añade la paralización de las inversiones para los sectores tanto público como privado, así como también la caída del consumo y del poder adquisitivo que son una consecuencia directa de la inflación actual.

Asimismo, las restricciones del exterior para Venezuela se agudizaron durante el segundo semestre del año cuando el Monthly Oil Market Report publicó que la producción petrolera del país se ubicó en menos de 400 mil barriles diarios entre julio y septiembre de 2020

Cabe señalar que, el último año para el cual el Banco Central de Venezuela publicó cifras (2018), registra unas exportaciones por 30 mil millones de dólares. A esta disminución tan drástica de los ingresos por exportación de crudo ha contribuido tanto la merma de la demanda internacional por causa de la pandemia del Covid-19, la caída significativa de la  producción, como los descuentos a que se ha visto obligada a otorgar PDVSA para atraer compradores, ante la amenaza de sanciones por parte de los EE.UU.

No obstante, a toda la situación de las restricciones económicas, se añade la escasez del combustible y las fallas constantes de las principales refinerías del país, las cuales se han reactivado y al poco tiempo cesan nuevamente sus funciones por la falta de mantenimiento e inversión.

Por otro lado, los efectos que ha tenido la pandemia sobre la actividad económica a nivel mundial se han traducido, también, en una merma de las transferencias de los venezolanos emigrados a su país de origen. Éstas habían llegado a USD 1.950 millones en 2018 –último año para el cual el BCV publicó cifras de balanza de pagos—y se estimaba que  crecerían aún más por la magnitud de la cifra de emigrados, hoy superior a los cinco millones de personas (en torno a un 20% de la población).

Por último, Nicolás Maduro y su administración aprobó a través de la ilegítima asamblea nacional constituyente la “ley antibloqueo” con el “propósito” de liberar al Ejecutivo de toda restricción legal a la venta de activos públicos a cambio de divisas, manteniendo tales prácticas en secreto, por considerarlas “información confidencial”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba