Economía

Así hacen los habitantes de Guarenas, Guatire y Los Teques para pagar el pasaje a diario

Pagar el pasaje en el transporte público en Venezuela sigue siendo un dolor de cabeza. No por el acto del pago en sí, sino porque cada día es más difícil conseguir el dinero en efectivo que supera –con creces- el monto del salario mínimo, sobre todo para las personas que viven en la periferia de Caracas: La Guaira, Guarenas, Guatire, Los Teques y Los Valles del Tuy.

Las entidades financieras otorgan un monto máximo diario por taquillas y, con suerte, los cajeros automáticos. Esto ocurre desde finales del año 2017 cuando a los bancos les ordenaron otorgar un máximo diario de 100.000 bolívares con el billete de cien mil o, en su defecto, con los billetes bajo la denominación de 10 mil o 20 mil bolívares.

Para aquel entonces todavía con esa cantidad se podía costear el pasaje del transporte público para al menos un mes y poco a poco ese tiempo se fue reduciendo a tres semanas, dos semanas, una semana, cinco días, tres días, un día.

La situación cambió y para peor.

Quienes habitan en estas ciudades dormitorios y trabajan en Caracas tienen que sortear de ir varias veces al banco en las semanas de flexibilización para poder pagar el pasaje de un día. Los bancos actualmente dan un máximo de 400.000 Bs. diarios y el pasaje, por ejemplo Guatire-Caracas, tiene un valor de 600.000 Bs., es decir, la ida y vuelta se traduce en 1.200.000 Bs. sin incluir el pasaje interno, mientras que el salario mínimo está estancado en 1.200.000 Bs. (0,66 centavos de dólar) por encima del monto del tipo de cambio oficial del BCV: 1.800.000 Bs.

Entretanto, el director del Comité de Usuarios del Transporte Público (CUTP), Luis Alberto Salazar, señaló en exclusiva para Analítica.com que una persona debería contar  con de 1.000.000 a 1.400.000 Bs. diariamente para el pasaje ida y vuelta y el transporte interno –solo de las ciudades dormitorios-, como también se les conoce a las regiones periféricas a Caracas.

A su juicio, esto ha traído la dolarización de facto en el modo de pagar el pasaje junto a «un tráfico de dólares que no se adapta a la realidad económica de este sector del país». Además, considera que hay tres países: el del Gobierno, el de los comerciantes y el de los usuarios.

En el caso de estas ciudades dormitorios, Salazar destaca que existe una contracción muy fuerte de movilización de las personas, porque cada ciudad tiene su modo de pago. En el caso de Guarenas y Guatire, regiones que cuentan con un pago a través de unas tarjetas que también las tienen San Antonio de los Altos y Los Teques. «El problema no es ese, el problema es cómo acceder al efectivo, los transportistas no quieren ceder  y están dolarizando el pasaje suburbano y lo que quieren es que el pasaje se lleve a un dólar y se pague en dólares, que no se tenga como objeto cobrarlo en moneda nacional para poder suplir sus necesidades», detalló.

En el  caso de los transportistas en la ciudad de Caracas, Salazar indicó que los conductores están solicitando puntos de ventas, pero éstos tienen un costo que va entre los 450 y 500 dólares lo que a su juicio no tiene sentido cobrar un pasaje a 200.000 Bs. y encima, el costo de las tarjetas que deben cancelar los usuarios.

Por tal razón sugiere que el pago del pasaje pueda canalizarse a través del sistema QR que se maneja a través del carnet de la patria y que aquellas personas que no lo posean, se les pueda habilitar un QR genérico y se recargue directamente con el teléfono celular. «La mayoría de los transportistas tienen celulares de alta gama y ellos pueden a través de una aplicación del Banco de Venezuela cargar estos teléfonos para que den los vueltos vía pago electrónico a las personas pero ellos no quieren» e invitó a toda la ciudadanía a exigir el pago a través del sistema QR.

Hablan los usuarios

Suyin de Noguera y Larry Noguera, son un matrimonio que reside en la urbanización Ciudad Casarapa, en Guarenas, estado Miranda. Para ellos, el tema de conseguir efectivo es trasladarse dos y hasta cinco veces a varios bancos en las semanas de flexibilización de la cuarentena para poder contar con algo de dinero encima porque no lo usan para el pago del pasaje, pues para ello utilizan las tarjetas llamadas “librepago” que adquirieron en la estación terminal Miranda, la cual tiene un costo actual de 2.200.000 Bs.

«En Parque del Este (Miranda) hay unas muchachas que recargan con un punto del banco que tú tengas. Pero no todo es maravilloso, la tarjeta cuesta un realero (2.200.000 Bs.) y al momento de recargar, la empresa librepago se queda con un 6% y aparte si en las camionetas se cancela en efectivo serían 600.000 Bs. pero si cancelas con la tarjeta el monto es 630.000 Bs. Es 1.260.000 Bs ir y venir un solo día nada más», contó Suyin, quien además añadió que va solo dos días a la semana a su trabajo porque el salario no le da para costear esos pasajes a diario.

Entretanto, Larry, define la situación como «sumamente ruda». ¿La razón? Por el hecho de tener que ir a varias entidades bancarias para poder contar con algo de dinero en efectivo. A su vez señala que el uso de las tarjetas para el pago del pasaje «ayuda» porque a su juicio «hay que menearse duro para poder usar el transporte público». Sin embargo, también señala que se han reducido las colas en la vía, considera que hay una gran ventaja porque antes las personas debían salir a las 4:00 am para poder estar a las 6:00 am en Caracas y ahora fácilmente los ciudadanos pueden salir a las 6:00 am y llegar a las 7:00 am.

El caso es diferente para Ángel Bertucci, quien vive en la ciudad de Los Teques, y considera que el transporte público entre Caracas y Los Teques funciona bastante bien.

El pasaje está en 500.000 Bs. y gasta a diario 1.000.000 Bs. + 150.000 Bs. adicionales de regreso desde Capitolio hasta Plaza Venezuela (el bus de venida lo deja en Nuevo Circo y allí camina hasta su sitio de trabajo).

Para Ángel no es tarea sencilla conseguir el efectivo, pero afortunadamente en uno de sus trabajos cuenta con un banco exclusivo para los trabajadores y solo con eso, se ahorra las colas, pero no consigue todo el efectivo que necesita para pagar diariamente, porque por taquilla obtiene 400.000 Bs. y por telecajero unos 300.000 Bs. Lo demás lo obtiene cambiando dólares en efectivo a bolívares. «Eso lo hago diariamente con los colectores que te cobran el dólar muy por debajo, si el dólar está en 1.800.000 Bs., ellos lo pagan a 1.300.000 Bs., o se los cambio a los que venden cosas en la calle que sí lo pagan un poco más alto» contó Ángel para Analítica.com.

Los “compra-dólares”

Asimismo, Ángel señaló que en Los Teques existen unas personas que se encargan de comprar los dólares en efectivo en las paradas y lo pagan aproximadamente en 1.600.000 Bs. «mucho mejor que los colectivos del autobús». Finalmente, indicó que cambia al menos 1 o 2 dólares porque siempre le falta dinero porque le da lo que gasta a diario.

No va a Caracas

Para Mayberling Rondón, residente de Guarenas, ya casi no viene a Caracas por el costo del pasaje. La última vez le contaron que el pasaje estaba en 900.000 Bs.

Cuenta que existe una línea de buses del Gobierno que cobran 100.000 Bs. A estos transportes les llaman “los rojizos” y «las colas son descomunales, obviamente», apunta.

Para ella, los bancos son un «desastre» porque mientras el Banco de Venezuela da 400.000 Bs., las entidades bancarias Banesco y Mercantil solo otorgan 200.000 Bs. diarios. «¿Qué hace uno con 200.000 mil?», se pregunta.

Mayberling, quien vive en la urbanización Menca de Leoni, dice que el pasaje interno es una locura porque cuesta 200.000 Bs. y muchas veces prefiere caminar. «Aquí los dólares es una locura con los transportistas, por eso prefiero caminar y cuando me toca hacer la cola en el banco pues me voy temprano y hago mi colita», puntualiza.

La situación es distinta para Ninoska Gutiérrez, quien vive en la ciudad de Guatire. Pues utiliza poco el transporte público, porque generalmente para trasladarse hacia Caracas lo hace en su carro particular, cuando así lo amerite. Considera que las personas que viven en las ciudades dormitorios y trabajen en Caracas, deben correr de una agencia bancaria a otra para poder tener al menos 800 diarios y «con eso medio costear el transporte. Si vas  a pagar con un dólar, te cobran más caro el pasaje», expresó.

Caminan largos trechos

Dos señoras trabajan en la casa de Mario Rodríguez, quien habita en Guatire. Una se encarga de planchar y otra de la limpieza. Aunque no se trasladan desde Caracas, si lo hacen desde otras zonas como Guarenas y Araira y caminan largos trechos hasta un punto en específico donde Mario las pasa buscando.

Aunque él no usa transporte público, señala que sabe de casos donde algunas personas han pagado con billetes de 1 dólar «y los transporteros le mochan el valor. Lo reciben a 1.100.000 Bs., por ejemplo», contó para Analítica.com

A su juicio, considera que «si dolarizan, se bajaría un poco tanto abuso» y añade que ha notado un poco más de movimiento en las entidades bancarias y cajeros automáticos en el caso de las regiones Guarenas y Guatire.

Finalmente, los usuarios siguen pasando penurias para poder conseguir el efectivo y poder trasladarse bien sea a sus sitios de trabajo o a realizar cualquier diligencia en Caracas o dentro de las propias ciudades periféricas y si cuentan con algunos dólares en efectivo, aceptan el cambio por un monto menor en el transporte público para así contar con algo de dinero para el regreso a casa, un vuelto que no alcanza para un tiempo mayor a 24 horas.

Mientras tanto, el salario mínimo sigue pulverizado.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba