Economía

Aumenta escasez de gasolina por paralización de refinerías y caída de importaciones

La escasez de gasolina se ha convertido en un problema recurrente en Venezuela, especialmente en los estados fronterizos donde el contrabando hacia países vecinos es común, incentivado por el generoso subsidio que asume la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y que vuelve al combustible casi gratuito.

Esta semana, sin embargo, las filas en las afueras de la estaciones de gasolina en los fronterizos estados de Zulia, Bolívar y Táchira así como el estado Mérida, han sido más largas de lo normal, mientras que en los estados de Aragua, Carabobo y Vargas los usuarios debían esperar más de 1 hora por el combustible.

En Caracas, que hasta ahora había estado prácticamente exenta de la crisis, también se observó escasez de combustible y largas filas en algunas estaciones, especialmente en el oeste de la ciudad.

¿Qué pasa con Pdvsa?

Las importaciones de combustible y diluyentes de Pdvsa, que se mezclan con el crudo extrapesado de Venezuela, se han desplomado a 86.000 barriles por día (bpd) en promedio en lo que va de mayo, frente a los 225.000 bpd de abril, según documentos internos de la estatal y datos de Eikon de Refinitiv.

Asimismo, las sanciones impuestas por Estados Unidos contra Pdvsa, como parte de la campaña que busca forzar la salida de Nicolás Maduro, están reduciendo los ingresos del gobierno al restringir los envíos de crudo a Estados Unidos, previamente el mayor mercado de la petrolera venezolana.

Las sanciones también impiden que las empresas estadounidenses exporten gasolina a Venezuela, lo que ha obligado a Pdvsa a importar desde zonas más lejanas.

Refinerías paralizadas

Adicionalmente, la refinería Cardón detuvo las operaciones el pasado miércoles debido a daños en algunas de sus unidades, de acuerdo con algunos trabajadores de esta planta con capacidad de 310.000 bpd. La instalación estaba funcionando muy por debajo de su capacidad antes de su paralización.

Cardón es la segunda mayor refinería después de su vecina Amuay, de 645.000 bpd, y juntas forman parte del Centro Refinador Paraguaná, con capacidad 940.000 bpd, pero que actualmente procesa 100.000 b/d, es decir, el 10,6% de su capacidad instalada, según un informe interno de Pdvsa obtenido por Argus.

Por su parte, la refinería de Puerto La Cruz, de 187.000 bpd, había estado fuera de servicio incluso antes de que se aplicaran las sanciones a fines de enero, mientras que El Palito, de 146.000 bpd, está operando en niveles mínimos.

En este sentido, se asegura que Pdvsa ha cerrado más de 90 por ciento de sus operaciones de refinación doméstica, lo que se atribuye a los inestables suministros de electricidad, la escasez de crudo local, las escasas importaciones de materias primas y las unidades de procesamiento inoperantes por falta de mantenimiento e inversión.

Con información de Reuters.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba