Economía

Aumento salarial no anunciado por Maduro se diluyó ante la agresividad hiperinflacionaria

El segundo aumento salarial del año se dio bajo un clima de incertidumbre y antes de lo previsto. El lunes 27 de abril empezó a circular el rumor del esperado aumento a través de las redes sociales, pese a que el anuncio se presagiaba para el 1° de mayo, día en el que tradicionalmente se aumenta el salario como reconocimiento a los trabajadores en su día.

No fue sino hasta el pasado 29 de abril que Francisco Torrealba, presidente de la comisión de trabajadores de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), publicó en su cuenta en Twitter un documento que, según explicó, cuenta con la aprobación del gobernante Nicolás Maduro, y anunciaba un aumento salarial a 40 mil bolívares.

Según lo publicado por Torrealba, el salario mínimo en Venezuela se estableció en Bs. 40.000, según el decreto presidencial publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria N° 6.452, con fecha 25 de abril de 2019. Esta alza eleva en 122,2% el salario que regía desde el 15 de enero (Bs. 18.000).

Además, en otro decreto, se establece que el valor del ticket alimentación es de Bs. 25.000 a partir del 16 de abril, un incremento de 1.288,9%. Así, el salario mínimo se ubica en Bs. 65.000, lo que significa un alza de 228,28%, con respecto al monto de enero (Bs 19.800).

A juicio del constituyente, el gobierno de Nicolás Maduro “promueve” las reivindicaciones laborales a través de un “diálogo multipartito”, con lo que excede las condiciones establecidas por la Organización Internacional del Trabajo.

Por primera vez en años, el aumento del salario mínimo no fue anunciado a través de cadena nacional por Nicolás Maduro. El gobernante habló en cadena de radio y televisión el 1° de mayo desde las afueras del Palacio de Miraflores, donde se refirió a la actual situación política de Venezuela, mas no dijo nada sobre el esperado anuncio económico.

Tampoco fue anunciado por Maduro el aumento del valor de la criptomoneda Petro, ni la actualización de los montos de los bonos de protección social.

El valor nominal del Petro fue aumentado de Bs. 36.000 a Bs. 80.000, según se puede constatar en su sitio web, mientras que los bonos de «protección social» otorgados a través el carnet de la patria, quedaron según sus niveles, de la siguiente manera:

  • 1 integrante: Bs. 8.900
  • 2 integrantes: Bs. 13.300
  • 3 integrantes: Bs. 20.000
  • 4 integrantes: Bs. 26.600
  • 5 integrantes: Bs. 33.300
  • 6 integrantes o más: Bs. 40.000

Asimismo, se estableció el bono de protección para parto humanizado y lactancia materna en 26.600 bolívares, el bono José Gregorio Hernández, para personas con alguna discapacidad en Bs. 16.000, el Plan Chamba Juvenil quedó asignado a 16.000 bolívares, la nómina complementaria quedó en 22.000 bolívares y la Economía Popular en 16.000 bolívares.

Lejos de la realidad

Venezuela continúa en un escenario de hiperinflación. La desaceleración de los precios registrada en el mes de marzo no obedecen al resultado de la aplicación de una política económica para controlar la inflación sino a todo lo relacionado con la crisis de servicios públicos y a la contracción de la economía.

Pero el proceso se ha revertido y los precios de los productos básicos han escalado a niveles inalcanzables para un trabajador que debe hacer magia para alimentar a una familia con un ingreso de 65.000 bolívares mensuales.

Esta semana, se constató que el kilo de pollo se ubicó sobre los 13.000 bolívares, el kilo de carne entre 24.000 y 25.000 bolívares, el cartón de huevos en 25.000 bolívares mientras que el kilo de queso se encuentra sobre los 25.000 bolívares.

El Centro de Documentación y Análisis para los trabajadores de la Federación Venezolana del Maestro (Cendas-FVM), estima que, bajo este contexto, el sueldo debería ser cancelado en dólares con “un aproximado de 500 dólares mensuales y aun así, no cubriría totalmente las necesidades básicas”.

El analista y director del centro, Oscar Meza, recalcó que el precio de la canasta alimentaria se ubica por el orden de “un millón 575 mil bolívares”, y que un sueldo con base en 65 mil bolívares “no es insuficiente para un grupo de cinco personas, ya que se necesitarían 84 sueldos para cubrirlos”.

Lea también: Oscar Meza recomendó al Gobierno anclar salario al dólar y no al Petro

En este sentido, el salario mínimo se diluye en medio de la agresividad de la hiperinflación. El gobierno de Nicolás Maduro continúa sin desarrollar una política que corrija los profundos desequilibrios económicos que han generado una crisis tal, que ha llevado a Venezuela a una crisis humanitaria sin precedentes en su historia.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar