Economía

Aversión al inversionista

Las distintas publicaciones especializadas al igual que los informes de los organismos multilaterales recogen la drástica caída de las inversiones extranjeras en nuestro país, mostrando al mismo tiempo como nuestros dos vecinos Brasil y Colombia han recibido cuantiosos recursos financieros. De igual manera se han beneficiado de un flujo migratorio de recursos humanos altamente calificados.

Lo anterior contrasta severamente con lo que ocurre en Venezuela, según tales informes se registra ya no una caída de la inversión extranjera, la situación ha llegado a un punto tal que se reporta una desinversión importante al igual que una perdida cada vez mayor de valiosos recursos humanos capacitados y entrenados para participar en nuestro desarrollo económico, social, técnico etc.

De igual manera como se registra la caída de la inversión extranjera en nuestro país, igualmente se registra una importante caída en la producción de los principales productos producidos en prácticamente toda la familia de productos producidos localmente. Los principales rubros de producción agrícola como el azúcar, café, arroz muestran caídas significativas en estos últimos años. Lo hacen similarmente una serie de productos tales como el mineral de hierro, aluminio, alúmina, y lo que es más grave lo hace también tanto la producción petrolera como la exportación de crudos y derivados.

Pero no es que haya una correlación perfecta entre la desinversión extranjera y la caída de producción antes señalada, la falta de inversión tanto local como foránea explica solo en forma parcial las disminuciones de producción en los renglones antes señalados. Las políticas económicas desarrolladas por la actual administración, luego de doce años de gobierno, son los únicos responsables del deterioro económico que sufre nuestro país.

La recuperación económica del país requerirá no solo de grandes cantidades de dinero, en el solo sector eléctrico se estima se requerirán más de 300 millardos de dólares en los próximos cinco años, también será indispensable un mejor y más calificado recurso humano.

El tamaño del problema excede por mucho las capacidades ya mermadas de la administración pública, de igual manera requerirá de la participación de un número cada vez mayor de venezolanos excluidos y muchos de ellos obligados a tener que dejar su país para así poder resolver su situación económica.

El único país petrolero del mundo que emprende una cruzada contra sus contratistas operadores petroleros, sus contratistas de servicios, sus proveedores en general es Venezuela. La fiebre de expropiaciones, más bien confiscaciones, viene dejando al país carente de opciones para resolver los problemas que debe afrontar en el futuro inmediato. Venezuela mantiene juicios de arbitraje productos de estatizaciones previas que comprometen tanto la sanidad financiera de su industria petrolera como su credibilidad ante el mundo económico internacional.

Convertir al país en el del menor atractivo para el inversionista pareciera ser el objetivo central del gobierno nacional. Su encendido discurso expropiador, sus abusivas tomas de control constituyen la mejor expresión de la aversión que siente por el inversionista, sin importarle de que nacionalidad sea, pero especialmente si el mismo es venezolano, es para con quien desarrolla su máxima aversión.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba