Economía

Breve opinión sobre los precios del petróleo y la OPEP

La (%=Link(«http://www.opec.org»,»OPEP»)%) controla hoy un monto inferior a la producción mundial que controlaba cuando fue creada hace 40 años, pero suficiente para dominar los mercados internacionales. Aunque una participación menor no la afectaría significativamente, lo importante es que su presencia dominante se ha mantenido relativamente estable durante los últimos años y las expectativas son que podrá aumentar, en vez de disminuir, durante los próximos años. Sin embargo, estaría asegurada si el precio promedio de referencia se mantiene alrededor de $35 el barril; y disminuiría en la medida que aumentara ese precio debido al estímulo que le daría a la exploración y explotación de petroleos más costosos, pero no todavía al desarrollo de alternativas
energéticas. Estas se verían estimuladas solo si el precio continuase
aumentando, pasando de los $ 40 por algun período prolongado, con
posibilidades de presionar sobre el dominio de la OPEP también por algún período prolongado.

Debe tenerse en cuenta que la motivación de los países consumidores para invertir cuantiosas sumas no es la esperanza de encontrar petróleo barato o algún sustituto energético, sino para asegurar el suministro y reducir la dependencia externa, incluso a cualquier costo. La seguridad de suministro es su prioridad número uno —el objetivo (la necesidad) más critico(a) de los países consumidores.

(La razón por la cual los precios no han bajado a pesar del aumento de la oferta es que la China y el Japón están acumulando reservas estratégicas, como la que ya tiene Estados Unidos, manteniendo escasez en el mercado).

Ya existen tecnologias capaces de disminuir significativamente los efectos contaminantes de los productos derivados del petróleo y se conocen los mecanismos para lograr esas disminuciones. El gatillo faltante son los costos, que todavía deben bajar algo, o bien, el precio del petróleo, que debe mantenerse alto. No hay que olvidar que los actuales niveles de $30-35 no son altos en terminos reales y por tanto no ejercen presion inflacionaria significativa. La presión inflacionaria la ejercen los impuestos.

Más importante que los precios y el costo de los combustibles para los
consumidores de los países ricos es la garantía de contar con esa energía para sus consumidores industriales y finales, especialmente para satisfacer los caprichos de los ciudadanos y grupos de intereses creados que mantienen a los políticos y las burocracias en posiciones de poder.

El fortalecimiento de la demanda se hace cada vez más evidente, como
también el menor impacto de los “altos” precios del petróleo sobre el crecimiento económico y las presiones inflacionarias de los países consumidores.

(Un reciente estudio de Merill Lynch concluye que si el precio promedio se mantiene en $40 en 2001, el crecimiento del PBI mundial disminuiría en apenas 0,7% (a 2,7%, considerado una tasa óomoda y más que aceptable), causado fundamentalmente por las economias asiáticas, no las europeas ni la estadounidense).

La creciente preocupación de estos países radica en los efectos ambientales del petróleo como fuente de energía y de los demás contribuyentes al calentamiento del planeta, aun cuando también empezaran a preocuparse por los precios del petróleo si estos continúan subiendo y se mantienen “altos” por algún período prolongado.

En cuanto al impacto distributivo de los impuestos a la gasolina (por ejemplo), debe quedar claro que si los gobiernos de los países
consumidores los redujeran, se produciría un excedente de consumidor que beneficiaría tanto a los consumidores como a los productores. Los consumidores podrían consumir más y pagar menos, mientras que los productores podrían vender más y cobrar más. La demanda aumentaría de inmediato, por la rebaja del precio final que pagan los consumidores, pero los productores aumentarían sus precios al mismo tiempo que aumentan sus ventas. Como el precio promedio de referencia resultante sería más bajo que el actual, tendríamos el curioso resultado de haberse elevado la satisfaccion del consumidor y por tanto el bienestar global.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar