Economía

Caen empleos en los sectores no clasificados como “priorizados”

El Presidente de la Cámara Venezolana del Calzado y sus Componentes, Luigi Pisella, detalló que el sector solo opera el 6% de su capacidad instalada

“La industria del calzado solo está usando el 6% de su capacidad instalada”. Así lo informó Luigi Pisella, presidente de la Cámara Venezolana del Calzado y sus Componentes (Cavecal), este martes 22 de septiembre en el marco de la semana de flexibilización de la cuarentena por la pandemia del coronavirus.

Pisella señala que durante el contexto del confinamiento, el sector comercial ha sido el más castigado porque las empresas que no están catalogadas dentro de los sectores priorizados, tienden a disminuir sus empleos porque no hay cómo sostener una nómina. “Ya no se puede tener la misma cantidad de trabajadores cuando apenas laboran 4 horas al día durante la semana de flexibilización”, señaló.

A su juicio, es complicado que una industria trabaje en frecuencia o en cadena logre iniciar sus operaciones una semana sí y la siguiente no. “Es improductivo y además con todos los problemas que trae la movilidad por la escasez de gasolina y el resto de los servicios que se agudizaron mucho más en el interior del país”, dijo.

Asimismo, agregó que al estar detenida la cadena de comercialización, se genera el problema de consumo porque sencillamente no se da. “No hay poder adquisitivo para comprar zapatos y por eso hay disminución en el empleo sobre todo en la industria que no es priorizada”, añade.

Sin embargo, destaca que aunque antes de la pandemia se habían expandido las ventas por Internet, específicamente a través del uso de las redes sociales, a raíz de la cuarentena se incrementó la modalidad de la entrega a domicilio, conocido también como delivery, “eso no cubre al comercio, lo cual representa un 10% de la venta”, dice Pisella.

Por otra parte, Pisella señala que aunque ya se acerca la época donde el sector de ropa y calzado tienen más ventas por los estrenos de fin de año, pide a las autoridades venezolanas que se mantenga la flexibilización, que se pueda trabajar corrido. “Si un comercio está cerrado no se puede hacer nada. El hecho de que estemos flexibilizados una semana no significa que estemos bien”, enfatizó.

Adicionalmente destaca que las ventas han disminuido al menos un 66% con respecto al mismo periodo que el año 2019. “A la gente le cuesta ir a los centros comerciales. Esperamos una estabilidad económica y política para poder trabajar y recuperar el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba