Economía

CAF y el sector electrico venezolano

La Corporación Andina de Fomento, CAF, es un organismo muy valioso y bien gerenciado. Si no existiera habría que inventarlo. Su contribución al desarrollo de América Latina durante la última década ha sido significativa.  Precisamente por tener un record excelente a la CAF se le exige más. Cuando vímos que la CAF acaba de prestar a Venezuela casi $400 millones para financiar instalaciones eléctricas nos pareció un grave error por varias razones.

La primera tiene que ver con la necesidad del préstamo. Un país que ha visto ingresos cercanos al millón de millones de dólares durante la década no debería endeudarse para acometer programas de infraestructura básica. Sin embargo, el gobierno veneolano ha cuadruplicado su deuda durante este lapso y, aún así,  enfrenta crisis en muchos de los aspectos más básicos de los servicios públicos: electricidad, agua, recolección de basuras, transporte público. Que quiere decir esto? Que el gobierno no gerencia, no administra, no planifica, no es transparente, no es eficiente. Darle más dinero a un gobierno así es como echarle gasolina al fuego.

La segunda razón es la naturaleza del préstamo. Parece evidente que este es un préstamo de emergencia, para enfrentar una situación originada, precisamente, por la ineptitud con la cual el sector ha sido manejado. Hacerlo parecería una recompensa a la ineptitud.

La tercera razón tiene que ver con la capacidad de ejecución del organismo que recibirá el dinero. Corpoelec tiene una mala gerencia, una pobre capacidad operativa y una deleznable planificación. La historia del sector eléctrico venezolano durante los úlimos años ha sido una de horror que seguramente CAF ha debido analizar. Darle dinero a Corpoelec tiene un alto riesgo. Esta empresa no ejecuta, no mantiene, no da cuenta al país de sus actuaciones. Planta centro es un buen ejemplo de su ineptitud.

Por qué el préstamo? Porque no puede dejar de hacerlo. CAF está en Venezuela, en la cueva de Alí Babá y Alí Babá le pide dinero. Es como si un asaltante nos pone manos arriba: la bolsa o la vida. La CAF es un rehén más del régimen y dar ese u otros préstamos es, realmente, una cuestión de sobrevivencia. Pero hay que decirlo:  es un mál préstamo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba