Economía

Cambalache

La riqueza es la cosa que más honran los hombres y la fuente del más grande poder” – Eurípides

La creación del Banco del Sur por parte de los presidentes de Argentina, Néstor Kirchner y de Venezuela Hugo Chávez, el cual, al parecer, será inaugurado oficialmente dentro de cuatro meses, es decir, en julio 2007, y tendrá como miembros fundadores a Bolivia, Brasil y Ecuador, según la pretensión de los fundadores ya citados.

El banco, en realidad, nace bilateralmente, con un aporte de capital que será del 10% de las reservas de ambos países; en otras palabras, estamos hablando de un 7 mil millones de dólares, de esos dólares del tan odiado imperio.

Ahora bien, Venezuela tiene una deuda externa de US.$ 44.184 millones y Argentina US.$ 155 mil millones, además a Venezuela tenemos que sumarle la deuda nacional interna que fue dolarizada y cuyo monto estaría llegando a los 18 mil millones de dólares; por su parte la deuda interna de Argentina duplica la venezolana. La deuda externa boliviana asciende a unos 3.220 millones de dólares, la ecuatoriana a unos 10.600 millones de dólares y la brasileña a US.$ 245 mil millones; en consecuencia, los futuros socios, aunque no damos por hecho de que Brasil se embarque en el proyecto bancario después de los acuerdos Bush-Lula, tienen una deuda externa en conjunto que supera los 475 mil millones de dólares lo que equivale al 64%, aproximadamente de la deuda de la región. Ahora bien, ¿para que serviría, en este caso, un banco con apenas 7 mil millones de dólares de capital?

El presidente venezolano Hugo Chávez F. en el mitin celebrado en un estadio de Buenos Aires (organizado por la señora Bofanini[.1] , a un costo de 25 dólares por asistente, aunque en otros países eso es espontáneo y no cuesta nada), promocionó el Banco del Sur como si fuera la solución de todos los problemas económicos del subcontinente y de paso atacó el Proyecto Etanol acordado entre Bush y Lula Da Silva, porque era un proyecto antiecológico, hambreador, etc., aunque obvió decir que según su propio ministro de Energía, Rafael Ramírez, anunció, con bombos y platillos un acuerdo con Cuba para establecer 11 plantas de Etanol en Venezuela, país en el cual el costo de producir un barril de petróleo es de 10 dólares mientras que el costo de producir etanol oscila entre 45 y 70 dólares dependiendo del producto usado como materia prima.

Ahora bien, El Fondo Monetario InternacionalFMI – organismo que pretenden destruir con ese sueño del pibe, tiene 184 países miembros y un personal  de aproximadamente 2.716 funcionarios procedentes de 165 países,  con un Total de cuotas de US$ 317.000 millones (al 31 de julio de 2006) y préstamos pendientes de reembolso: US$ 28.000 millones a favor de74 países, de los cuales 56 reciben préstamos en condiciones concesionarias por un monto de US$ 6.000 millones (al 31 de julio de 2006). Para hacer una comparación, la suma de capital de todos los bancos del Estado venezolano, creados por Chávez, no llega a 5 millardos de dólares y la planta de empleados supera, con creces, las 20 mil almas.

El otro Banco que se pretende reemplazar es el Banco Interamericano de Desarrollo – BID –  con un capital de 110 mil millones de dólares más una reserva especial de 10 mil millones para créditos de emergencia. El BID cuenta con una nómina de menos de 2 mil empleados y están asociados a él 38 países, entre ellos Japón, y la Unión Europea.

Como vemos, ¿cómo se puede ir en contra de la marea financiera cuando los capitales que requieren nuestras naciones están puestos en organismo multilaterales que tienen una firmeza a prueba de bancarrotas? Sería bueno, estudiar el comportamiento tanto crediticio como de rentabilidad de los bancos estatales de Argentina, Bolivia, Ecuador y Venezuela. Pues hay que hacerse otra pregunta, ¿les alcanzará el capital de 7 mil millones de dólares para la nómina, que sabemos irá a tener la institución socialistoide? – ¿Cuáles serán las cuotas de aporte de los demás miembros si ni siquiera pueden amortizar sus respectivas deudas? ¿Qué proyectos serán financiados y a qué plazo y con que tipo de interés? – ¿Se le entregará la mitad o más de la administración del Banco del Sur al gobierno del señor Néstor Kirchner que no ha sido capaz de indemnizar a los pensionados víctimas de el corralito y bajo cuyo mandato han cerrado cientos de empresas por quiebra y los únicos ricos son los nuevos ricos como los Montoneros, la Bonafini (o Bobafini) y la familia Kirchner?

Porque seamos claros, en este banco lo único seguro es el dinero venezolano por ser un país petrolero, el resto, ni siquiera con la coca de Evo garantizan que no se pierda el capital.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba