ActualidadEconomía

Cese de importaciones sin un plan aumentará escasez, alerta Ciudadanía en Acción

El anuncio hecho recientemente por Tareck El Aissami, vicepresidente Ejecutivo de La República sobre el cese de rubros como maíz blanco y amarillo, arroz, azúcar, leguminosas, café y soya, fue cuestionado por la ONG Ciudadanía en Acción, mediante un comunicado.

Según la ONG estas medidas, que serían tomadas tras convenio suscrito con la Comisión de Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), son preocupantes, debido a las implicaciones que tendría en el déficit de producción y siembra de alimentos de todo tipo que padece el país, que se evidenciaría en mayor escasez y “aceleraría emergencia humanitaria”.

“En el caso del maíz amarillo el país tuvo un déficit en 2017 del orden del 71%, cifra que para 2018 se proyecta incluso por encima de 85%. Paralizar las importaciones de maíz amarillo implicará: La paralización de la industria de producción de alimentos balanceados para animales y con esto la caída de la disposición de huevo, pollo, cerdo, pavo, leche y sus derivados, así como un conjunto de embutidos”, afirman en el documento, en el que se ordenan detalladamente datos sobre el impacto negativo de una sustitución de importaciones hecha sin planificación.

Desde Ciudadanía Activa ponen en duda las metas planteadas por el gobierno a la ONUDI, por el estancamiento en el que se encuentran los planes de siembra en el territorio nacional.

“Llama poderosamente nuestra atención que, en la situación actual, es imposible que durante el año en curso el país logre autoabastecerse y creemos especialmente complicado que si quiera logre cosechar los mismos volúmenes obtenidos en 2017”.

Parálisis inducida

En contraste enumeraron las consecuencias de proponer un plan ambicioso, sin un sustento real, basado en la capacidad de producción existente, lo que traduciría en una parálisis inducida en la producción de huevos, carne y leche.

Paralización de 3/4 de la producción de huevos, que pasaría de los actuales 8,1 millones de huevos diarios a un máximo de 2,7 millones de huevos diarios; la paralización de 4/5 de la producción de carne de pollo, que pasaría de las actuales 21 mil TM al mes a un máximo de 2.500 TM al mes; la caída cese de la producción de leche en 2/3, que pasaría de 4 millones de litros por día (promedio 2017) a un máximo de 1,4 millones de litros por día”, detallaron.

Por todo esto exhortaron al Ejecutivo a priorizar en las áreas que permitan un aumento progresivo de la producción con objetivos reales, por medio de la aplicación un esquema en el que se le dé preeminencia a la importación de productos crudos e insumos para que sean procesados en el país y no a la adquisición de productos terminados, como se ha hecho hasta ahora.

“Es la hora de apostar a la producción nacional y acompañamos al Estado en ese énfasis, pero esta apuesta debe partir de concretos y meticulosos estudios de factibilidad para evitar peligrosos efectos colaterales”, sugirieron.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar