Economía

Chávez, el inepto, termina de destruir SIDOR

«Nacionalizando» a SIDOR….. con esto le dió el palo cochinero, el muy criminal

La idea de una siderúrgica venezolana se incubó en 1953, en el seno de la oficina de estudios especiales de la presidencia de la república. El inicio de la producción fue casi diez años despuéds, en 1962, con una capacidad instalada de 750.000 toneladas de acero al año. Durante la Gran Venezuela de CAP I se proyectó llevar la capacidad instalada a 5 millones de toneladas de acero al año en cinco año. Este fue el llamado Plan IV de SIDOR, en el cual se invirtieron unos 300 millones de dólares de la época, con pérdidas operacionales de unos 400 millones de dólares, entre 1974 y 1984. En 1987 SIDOR debió endeudarse en unos 300 millones de dólares adicionales , una deuda casi toda de corto plazo.

En 1985 se inició una ampliación de la planta de tubos sin costura con una inversión adicional de 350 millones de dólares, para llevar la producción a unas 150.000 toneladas de tubos al año. Esta planta no se pudo completar pero todavía Leopoldo Sucre trató de buscar, en 1991, unos 2300 millones de dólares para invertirlos en ella. Desde 1989 la planta permaneció sin utilización, aunque la empresa argentina TAVSA trató de utilizar los equipos abandonados. Dura de matar, esta planta está hoy en construcción por el régimen de Chávez, con una nueva inversión de casi $600 millones de dólares nuevos, a fin de producir hasta 400.000 toneladas de tubos al año.

La inversión del estado venezolano en SIDOR ha sido del orden de los $10.000 millones en casi 50 años., un dinero mál utilizado. Por lo tanto, en un intento de salvar lo salvable se privatizó la planta en 1997 pero este proceso fue anulado por Hugo Chávez en 2008. Como resultado, en el año 2010 SIDOR apenas produjo 1.8 millones de toneladas, es decir, menos de la mitad de lo que producia en 2007, año en la cual la planta todavía era operada por la empresa argentina, Consorcio Amazonia.

La producción de SIDOR en 2010 fue la más baja de los últimos 30 años, cuando se comenzó el IV Plan de SIDOR.
Las pérdidas de SIDOR en los últimos tres años, después de ser re-estatificada en 2008 se acercan, en base a lo que dice Pedro Acuña, director de SIDOR, a los mil millones de dólares, producto de tener que importar casi $500 millones en acero y de pérdidas operacionales directas por otros $500 millones. Estas pérdidas operacionales han tenido que ver con la crisis eléctrica, con fallas en los procesos de la planta, falta de materia prima, accidentes laborales como la explosión de los hornos 1, 2 y 5 de la acería de palnnchones y, en general, un ambiente gerencial anárquico.

En un análisis detallado del sector siderúrgico, suscrito por miembros del ramo como Argenis Gamboa, Ángel Barreto, César Mendoza, Justo Castillo, Enrique Álvarez, Antonio Repetto, Jóvito Martínez, Miguel Ángel Contreras y Eduardo Garmendia, se señala que el panorama de la industria siderúrgica venezolana es sombrío.

Y la tragedia sigue su galope: ahora la gerencia está en manos de los obreros

Y mientras este desastre se desarrolla en SIDOR, que hace el estado? Veamos lo que dice un boletín de prensa de la empresa a fines de 2010:
En un proceso que “consolida la democracia directa, la Planta de Pellas escogió en elecciones de primer grado, un total de 36 voceros y voceras, que de ahora en adelante conformarán las mesas de trabajo para tomar decisiones colectivas, de cara a la Corporación del Hierro y del Acero…. Los voceros y voceras electos, agrega SIDOR, “deberán promover el compartir de saberes, en una estructura gerencial que se unifica en una sola (mantenimiento y operaciones). … Se trata de que los trabajadores investidos como voceros del control obrero, estén capacitados para tomar decisiones, y resolver problemas de presupuesto, empoderándose de la administración de la planta”.

Como les parece esto? Entienden ustedes como es la cosa? Los obreros tendrán capacidad de decisión en la administración de la planta, manejarán su presupuesto.

La anarquía es tal que los mismos obreros denuncian el desastre. Según José Jiménez, directivo laboral, especialista en el área de acería por más de 16 años en Sidor, “el deterioro de SIDOR se eleva a 50% y es de tal magnitud que la empresa no ha podido cumplir con las metas de producción en el año 2010”.

Por su parte, Yunis Hernández, miembro de Unidad Matancera señaló que “Sidor carece de una gerencia efectiva que progresivamente ha ocasionado la inoperatividad en la planta y peor aun que desconoce el riesgo que sufre la masa obrera en las áreas de producción”

Solo la tragedia de SIDOR sería motivo más que suficiente para botar a patadas hasta Cuba o Zimbabue a los miembros de la inepta y criminal mafia chavista..

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba