Economía

como muestra sirve un botón

I
Era común en nuestros abuelos este refrán. Ahora podemos aplicárselo a Chávez y ponerlo incluso en plural. Son varios botones de muestra en las más diversas áreas de su ejecutoria como autócrata.

En el área económica tomemos esta información de El Nacional del 17/1/7:
“Gasto exterior del gobierno supera inversión extranjera. El Banco Central, en sus reportes sobre el tercer trimestre del 2006, precisó que los recursos colocados por el Ejecutivo en otras naciones superaron las inversiones foráneas en Venezuela. … Según un Informe de la Superintendencia de Inversiones Extranjeras hubo una caída de 81% en las inversiones foráneas durante los primeros meses del año pasado, en comparación con el mismo período del 2005”.Las cifras son: Inversiones venezolanas en el exterior 1,9 millardos de dólares Inversiones extranjeras en el mismo lapso: 75,9 millones de dólares.

Si comparamos este balance con las economías brasilera, uruguaya, argentina y chilena (se habla de un gobierno socialista, no es cierto es un gobierno de la Concertación Democrática presidida por una socialista, como ayer lo estuvo por unos demócratas cristianos) los resultados son radicalmente distintas a la venezolana. En el caso del Brasil, la décima economía del mundo, los ingresos capitales extranjeros son notables. Y en cuanto a la balanza comercial favorable a cada uno de los países citados es notable
Todos ellos enfilan sus economías hacia fuera, hacia las exportaciones. Brasil creció con respecto al 2005 en más de un 50 por ciento.

II
Mientras Venezuela marcha como el cangrejo mediante una economía endógena, y además autárquica, que de autárquica no tiene nada ya que vive de las exportaciones petroleras (casi nada tenemos para exportar) como de las importaciones, principalmente procedentes ambas de Estados Unidos
Eufórico el autócrata con el monto de las reservas internacionales y el atropello al BCV que le suministra, igual que PDVSA, montaña de dólares no se ocupa de la economía productiva y por eso desbarata el aparato productivo. Para él los conceptos de productividad, de inversiones nacionales y extranjeras nada valen., Para eso tiene una petrochequera que facilita, como un buen don Regalón, condonar deudas externas a otros países y un manejo discrecional de los recursos del Estado lo que hade sin rendición de cuentas ni control, todo lo cual incrementa la corrupción extendida según el comportamiento del jefe supremo, el autócrata Hugo Chávez.

Un país no puede funcionar de esta manera: sin Instituciones, sin planificación, a la vera de las inspiraciones de un mandamás que ha hecho de su equivocada lucha contra la pobreza el escudo para justificar todos sus yerros en la conducción del país.

El Presidente de la República, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el que domina todas las Instituciones, el que va a dirigir a los Consejos Comunales (poder popular), el jefe del Partido oficial, en fin, el autócrata, no podrá imponer a raja tablas un camino que conduce a Venezuela a serios males. No tiene porvenir una economía dependiente del estado y del ingreso petrolero. Estamos en contra del capitalismo salvaje pero también del estatismo salvaje, autoritario y militarista.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba