Economía

Como revertir la “Maldición”

Una colega me hace llegar un estudio del gobierno Nigeriano, en el cual se estima que la corrupción, y los manejos turbios en el negocio petrolero absorben el 40% de la factura petrolera anual de este país. Ante tan preocupante escenario, ¿cual es la verdadera maldición para este país, y el resto de los países con recursos valiosos, el Petróleo o la corrupción y el mal manejo de los fondos que este genera?
Varios organismos internacionales empezaron hace algún tiempo a realizar una especie de guía para tratar de ayudar a los países que vienen sufriendo de este mal. Es claro hacer notar que a pesar de la bien ganada muy mala fama de las recetas del FMI, esta guía pareciera ser un camino interesante y bien elaborado de cómo se deberían hacer las cosas en los países petroleros. Lo notable es que las medidas que se recomiendan en la guía son tan sencillas, que resulta difícil pensar como estas naciones no las estén tomando.

La guía arranca con la claridad de las funciones del gobierno, haciendo hincapié al hecho que los gobiernos deben establecer, para el sector petrolero, un marco jurídico claro, con reglas del juego transparentes, sencillas y bien conocidas por todos los participantes. Con esto se busca conseguir una buena relación entre el estado y las empresas, tanto estatales como privadas, que explotan este recurso. Como segundo punto se recomienda la publicación de la mayor información posible acerca de las actividades realizadas por las empresas estatales en el sector. Activos empleados, deudas contraídas, ingresos generados, ventas por cliente y explicación se si está comercializando a precios menores a los del mercado, porque la pérdida que se genera es disminución de recursos disponibles para el país, y por ende para la población. Con toda esta información se busca la mayor claridad posible de las actividades que esté desarrollando estas empresas.

Un tercer aspecto resaltado tiene que ver con la realización de los presupuestos de estas empresas estatales, los cuales deben estar en sintonía con la realidad del mercado internacional y del país. Además estos presupuestos, tanto en su elaboración como ejecución, debe contar con controles internos y de auditoria que garanticen la transparencia. Ese presupuesto debe tener eficiencia operativa, ya que no puede olvidar su condición de empresa que interactúa en un mercado muy competitivo, y por el otro buscar la maximización de beneficios para sus dueños. Y el último punto tiene conexión al tercero, y es que estas empresas estatales, junto a las privadas, deben regirse y cumplir con las normas internacionales de contabilidad, auditoria y publicación de cuentas e informes. Un organismo nacional (no escogido por el gobierno de turno) debería velar por el cumplimiento de todo esto, y presentar al parlamento para su discusión pública, un informe de los balances financieros e ingresos entregados al estado.

Estos cuatro puntos apuntan en un solo camino, la búsqueda de la mayor transparencia posible en estos sectores económicos. Es urgente seguir por este camino, porque la historia nos ha demostrado que en estos países, “el sol es el mejor desinfectante”.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba