Economía

Compra del Financial Times reta la cultura empresarial japonesa

La adquisición de la mayoría accionaria del Financial Times (FT), por parte del grupo japonés Nikkei, evidencia la nueva estrategia de negocios de los empresarios japoneses.

El Financial Times, dedicado principalmente a informaciones económicas y financieras con 127 años de operaciones ininterrumpidas, pertenecía a la editorial Pearson.

Su edición impresa tiene cerca de 2 millones 200 mil lectores diarios y la edición digital (FT.com) supera los 4 millones y medio. En cuanto a la edición digital FT de China, tiene un millón 700 mil lectores.

Una de las principales características del FT, es la publicación de indicadores bursátiles que señalan cada día el desempeño de los paquetes accionarios de las empresas que cotizan en la bolsa. Entre ellos están: el FTSE, el FTSE 350 Index, FTSE SmallCap Index, y el FTSE AIM UK 50 Index.

El FT, de color salmón, compite con The Wall Street Journal (WSJ), al otro lado del Atlántico.

Los compradores

El Grupo Nikkei, es un conglomerado de medios de comunicación agrupado en torno al diario The Nikkei con circulación de 3 millones de suscriptores. Su multiplataforma incluye publicaciones “on-line”, medios audiovisuales y revistas.

Siempre ha sido una constante, en las adquisiciones de empresas occidentales por parte de inversionistas japonesas, la aparición de un choque de la cultura y valores corporativos. Lo que causa ansiedad en la fuerza de trabajo.

En esta ocasión, los ejecutivos de Nikkei aseguraron a las primeras de cambio que el Financial Times “retendrá su independencia editorial”.

Sin embargo, como era de esperarse, los empleados del FT en Londres están preocupados por asuntos que van desde los estándares periodísticos, hasta los pagos de la guardias de los fines de semanas.

En todo caso no es un secreto, que existen diferencias culturales en la manera que opera el periodismo en ambos mundos, así como de la manera que actúan los lectores. Así lo señaló The Japan Times, este fin de semana pasado, en un extenso reportaje en el cuál analizaron la complejidad de una negociación de este tipo.

“Respetaremos la dirección editorial y la cultura de la redacción unos a otros. Si hay problemas, nosotros los discutiremos francamente y haremos esfuerzos para encontrar puntos de acuerdo”, dijo el presidente y CEO de Nikkei, Naotoshi Okada.

Para los analistas, FT y el grupo Nikkei tienen operaciones comunes, al publicar información financiera y calcular cada día indicadores que guían los mercados bursátiles. Razón por la cual, no se duda que existirán acuerdos y coincidencias en el manejo del FT.

Sin embargo, Michael Woodford (quien fuera el CEO de Olympus Corp) señaló que el medio japonés es deferencial y casi reverencial con las fuerzas poderosas, lo que contrastaría con la trayectoria del FT.

“El efecto subliminal de ser propiedad de Nikkei, hará al FT menos dispuesto a publicar artículos críticos a las corporaciones de Japón”, agregó.

Okada también anunció que no tienen planes de recortar puestos de trabajos y tampoco de fusionar las redacciones, aunque sí señaló que se planea que ambas redacciones -de Nikkei y del FT- estén bajo el mismo techo.

Según recordó The Japan Times, el grupo Nikkei vivió esta experiencia de cohabitación en los años 90 (que no fue exitosa) cuando tuvo nexos con The Wall Street Journal en el buró de Tokyo.

Otro aspecto que se estima será motivos de diferencias, será el relativo a los días de vacaciones y las horas de trabajo. En FT se tienen 6 semanas de vacaciones anuales y los japoneses trabajan más de 8 horas diarias.

La venta en detalle

Según se informó el viernes, la operación de compra se habría cerrado por 1.300 millones de dólares. Lo que contrastó con valoraciones anteriores, que se estimaban en poco más de 600 millones.

En el pasado los inversionistas japoneses se han caracterizado por adquirir compañías en momentos de exceso de liquidez o para compensar bajas en la rentabilidad de inversiones en Japón. Permaneciendo inalterables las razones clásicas de sumar ventajas, compensar desventajas y engordar inversiones, para una venta posterior.

En este caso, Japón sufre una debilidad económica luego del desastre natural y nuclear de la región de Fukushima, que redujo el crecimiento del PIB y alteró el desempeño de los conglomerados japoneses.

Por otra parte, la compra del FT es una oportunidad única de irrumpir en los mercados financieros de China. Algo problemático para las empresas japonesas, por el resentimiento, luego de la Segunda Guerra Mundial.

En cuanto a las operaciones globales, la idea de juntar las redacciones, indudablemente proporcionará disminuciones de gastos en las oficinas de corresponsalía, a la vez que potenciará la presencia de Nikkei en los mercados servidos por las informaciones del Financial Times.

Fuente: The Japan Times
@ermartinezd

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba