EconomíaPulso Regional

Con camiones militares buscan suplir déficit de unidades del transporte público en Vargas

Marighzell Lucena – Vargas.-

@mlucena15

Con el inicio del año escolar en las etapas del bachillerato y diversificado, el servicio del transporte público en Vargas llegó a un nivel más crítico, ante el aumento notable de usuarios y el déficit de unidades varadas por falta de neumáticos, baterías y aceite. Aunque el gobierno regional ha señalado en varias ocasiones que a través de las proveedurías se ha venido dando respuesta a las necesidades del sector del transporte, esta semana fue activado el Plan Centella, que incluye la habilitación de camiones militares para cubrir el servicio en el tronco principal de la entidad.

Sergio Cárdenas, presidente del Bloque Unido de Transporte en Vargas, señaló que con la incorporación de 7 mil estudiantes, el servicio terminó de colapsar, tal y como venían advirtiendo desde hace algunos meses. Asegura que con el suministro de al menos 7 mil neumáticos, se podría paliar la situación, al permitir la incorporación de las unidades varadas por este tipo de insumos. “Sólo en las rutas troncales hay al menos 100 jeppses esperando; mientras que del tronco principal hay un promedio de 700 unidades esperando por el mismo insumo”, dijo, haciendo referencia a la última jornada hecha por el gobierno regional en la cual de 200 neumáticos 750-16 que serían entregados, 120 fueron devueltos.

Los usuarios por su parte, aseguran que la situación es tan crítica que deben invertir hasta dos horas de espera en cualquier parada, sobre todo en las horas pico.

“Eso cuando te movilizas en el propio estado; y aunque pongan esos camiones militares, eso no puede ser la solución a un problema que se viene agudizando en los últimos meses. No todas las personas están en condiciones de encaramarse en estos camiones militares, que no fueron diseñados para el traslado de civiles”; dijo Alberto Castillo, a quién le ha tocado ya en dos ocasiones abordar las unidades habilitadas por el Plan Centella.

En el caso de otras rutas como la Caracas-La Guaira, los usuarios también padecen las penurias de esperar hasta tres horas para abordar una unidad del sistema Sitssa. Ni siquiera en las instalaciones del terminal de Catia La Mar, administrado por el gobierno regional, el servicio fluye con normalidad. “Aquí tengo tres horas esperando para subir a Caracas, porque no tengo como pagar un pirata que me cobre hasta tres mil bolívares. Mi opción es esperar aquí o esperar en el metrobus”, dijo Ana Arévalo, mientras aguardaba paciente en una larga cola de usuarios.

Aunque el Alcalde, Carlos Alcalá Cordones, según declaración publicada en el Diario La Verdad de Vargas, atribuye la crisis del transporte público a la “guerra económica”, el gremio de transportistas asegura que aunque la mesa de insumos y autopartes instalada en conjunto con el Ministerio del Transporte se mantiene activa, el propio titular de este despacho les ha asegurado que “no hay divisas para la compra de insumos”.

Mientras el plan de contingencia prevé además de 20 camiones de tropa militar, 2 unidades de la ruta municipal y 6 del sistema Transuvar, que estarían disponibles hasta este fin de semana. Algunos cuestionan la existencia de un “cementerio de autobuses”, ubicado en Camurí Chico, donde por varios años se han venido acumulando las unidades, adscritas tanto a la Alcaldía como a la Gobernación, que terminan varada por falta de repuestos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba