Economía

Nuevo sistema de pago sería poco viable con una economía débil en Venezuela, según Econométrica

Desarrollar un sistema que sea igual de eficiente y extenso como las franquicias Visa, MasterCard y Maestro va a ser «bastante difícil» porque eso requiere de muchos recursos y tecnología, explicó Henkel García, director de Econométrica.

“Si bien pudiesen medio funcionar, jamás sería con la eficiencia y alcance que tienen los sistemas de débito y crédito que funcionan bajo las plataformas de Visa y MasterCard que son dos monstruos”, apuntó García.

El experto en materia económica aseguró que “es más fácil decirlo que hacerlo”, pero de darse ese escenario, entonces el sistema sería “mucho más limitado, de menos alcance y quizás no tan confiable”.

Igualmente, consideró que el impacto en el día a día de los ciudadanos puede ser bastante grande porque se está hablando de un mecanismo de pago que tiene décadas con los venezolanos y que las personas ya saben cómo utilizarlo y le tienen confianza.

Por su parte, el diputado a la Asamblea Nacional, José Guerra, indicó que el Banco Central de Venezuela (BCV) y Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) “no saben el lío en que se están metiendo”, pues a su juicio les resulta “imposible” crear un mecanismo propio de pago.

Según el economista, Venezuela quedaría incomunicada ante el mundo con los sistemas tradicionales y universalmente aceptados para las transacciones y, además, sustituir cerca de seis millones de plástico de tarjetas implicaría un gasto de 70 centavos de dólar por cada uno, lo que ocasionaría que la banca incurriría en un gasto enorme.

Luis Oliveros escribió en su cuenta de Twitter que hay una decisión por parte de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para la salida de ambas franquicias de tarjetas estadounidenses con una licencia de un año, por lo que Sudeban está advirtiendo a la banca que tome sus previsiones por si eso ocurre.

“(Se busca) Diseñar y poner en funcionamiento un sistema criollo para no tener que depender de las franquicias antes mencionadas. El detalle es el tiempo y la inversión en recursos, en un momento en extremo delicado para el sistema financiero”, sentenció.

El Banco Central de Venezuela y la Superintendencia de Bancos ordenaron a la banca nacional la creación de una red doméstica para las transacciones financieras una vez que cesen las operaciones con las franquicias Visa y Mastercard y el sistema Maestro, la resolución excluyó a American Express y Diners Club, ante las amenazas hechas hace pocas semanas por el gobierno de Estados Unidos de prohibir el funcionamiento de ambas empresas estadounidenses en el país, en el marco de las sanciones económicas que está tomando contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Por una circular emitida este martes el BCV aclaró no pretende declarar el cese operaciones con las franquicias internacionales de tarjetas de débito y crédito.

“Es el ánimo de los reguladores que las infraestructuras financieras del país sigan plenamente integradas a los canales internacionales de pago, sin que ello implique dejar de lado el derecho que tiene el país a asegurar, desarrollar y extender las alternativas con que cuentan los ciudadanos para la ejecución de sus pagos”, apuntó el documento.

Esta propuesta entraría en vigencia el próximo 30 de noviembre, para las operaciones de débito, y del 30 de enero de 2020 para los pagos con tarjeta de crédito.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar