Economía

Conindustria alerta que 96% de las empresas han disminuido su producción en 2019

El sector industrial está en caída libre. El fuerte desplome del aparato productivo, la disminución de los niveles de empleo, la pérdida de mano de obra calificada, la empresas inoperativas, la falta de financiamiento y los servicios públicos deficientes han dado al traste con los niveles de producción nacional.

La Encuesta de Coyuntura Industrial que, trimestralmente, lleva a cabo la Confederación venezolana de Industriales (Conindustria), evidencia que en el primer trimestre de 2019 96% de las empresas encuestadas produjeron menos, mucho menos, o no produjeron nada, mientras que solo 2% produjo lo mismo y 2% produjo más.

Esto debido a que la capacidad operativa del sector industrial venezolano se ubica actualmente en apenas 18%, muy por debajo de países como Colombia, que cuentan con un 81% de capacidad industrial instalada, Brasil, que cuenta con 78% y Argentina que registra un 57,7%.

La operatividad de la industria se ubica entonces cinco puntos porcentuales por debajo de la utilización de la capacidad registrada en el período octubre-diciembre 2018, como consecuencia de la crisis eléctrica y las medidas económicas puestas en marcha por el Ejecutivo nacional, las cuales han agudizado la crisis que ha provocado en los últimos 20 años el cierre de más de 10.000 empresas.

La crisis también ha golpeado fuertemente a la mano de obra. De acuerdo con Conindustria, 84% de las empresas encuestadas disminuyó poco o mucho sus niveles de empleo.

En este sentido,  68% de los consultados estimaron que, de no cambiar las condiciones actuales que limitan la producción y el desempeño de la actividad industrial, sus empresas podrían desaparecer en un periodo no mayor a un año.

Asimismo, el estudio señala que  47% del universo encuestado indicó que durante el primer trimestre del año no realizó algún tipo de inversiones, mientras que los que sí lo hicieron, señalaron que la inversión la destinaron a reposición de inventarios y en mejoras de la estructura física de las instalaciones.

Un acto de fe

Para Juan Pablo Olalquiaga, presidente de Conindustria, se trata de un acto de fe lo que mantiene en pie a las 2.500 empresas que quedan en el país, en medio de las condiciones tan desfavorables que atraviesa el sector.

Ante este escenario, Olalquiaga alertó que es preocupante la situación ante un eventual cambio político, debido a que se está destinando la inversión únicamente a la reorganización de las empresas, y la orientación que deben tener las mismas no está focalizada a los productos que pueden generar exportaciones.

Olalquiaga indicó que para el primer trimestre de este año, se exportaron apenas 1.800 millones de dólares que, «en términos de exportación, es básicamente nada».

A su juicio, esto se debe a que la apreciación del tipo de cambio, consecuencia de la medida de encaje legal que representa una gran restricción para la banca venezolana, ha hecho que que sea más viable para las empresas importar que producir, por lo que no hay incentivos para la producción nacional.

Finalmente, según la Encuesta, al referirse al panorama futuro la tendencia se mantiene, ya que un 90% de los industriales consultados vislumbra la situación a futuro peor, o mucho peor.

«Lo que motiva a que los empresarios permanezcan en este momento en Venezuela, es la fe en que se produzca el cambio político», afirmó Juan Pablo Olalquiaga.

 

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar