Economía

Corpoelec es la anarquía

Un barril sin fondo

Un mamotreto llamado Reglamento de Implantación y Funcionamiento de Consejos de Gestión Socialista de los Trabajadores de Corpoelec autoriza la participación de los trabajadores a todos los niveles operativos, gerenciales y financieros de esa empresa. Según este documento los trabajadores tienen el derecho de “elaborar presupuestos” y “asignar prioridades a la utilización de los recursos”. Esta soberana estupidez, combinada con la dirección de burócratas incompetentes como Ali Rodríguez y Argenis Chávez, ha contribuído a llevar este organismo a una profunda crisis. Sin embargo, el sindicato de trabajadores de Corpoelec todavía se queja de que el manejo de los reales está en manos de un grupúsculo “que busca frenar el avance de los trabajadores”. Allí nadie está pensando en que Corpoelec debe ser eficiente, prestar un buen servicio y otras “tonterías” por el estilo. Lo que le importa a estas pandillas anarquizadas es quien maneja los reales.

Por eso, desde hace varios días, los sindicaleros están a la puerta de una huelga. Los trabajadores alegan que ellos deben tomar las decisiones y que eso no es posible sin tener el control de los reales.

Por otro lado, esos reales de Corpoelec en manos de Rodríguez Araque y Argenis Chávez son una garantía de fracaso. Los trabajadores dicen que el presidente Chávez está “engañado” y que los únicos villanos son los directores de la empresa. El conflicto ha llevado al Canciller Maduro (que hace un canciller en este pleito?) a “negociar” con ellos. Los trabajadores exigen la salida de Iraida Alfonzo, Gerente de Recursos Humanos, porque su conducta “es ajena a los intereses de la clase trabajadora”. Esto probablemente significa que la gerente les exigía que trabajaran.

Para que desean los trabajadores ponerle la mano a los reales? Será aventurado pensar que desean aumentarse los salarios, los bonos de desempeño, las mejoras a los beneficios médicos y otras “reivindicaciones”?

Recientemente Hugo Chávez aprobó la entrega de nada menos que Bs 1400 millones a la empresa, a fin de mantener a los trabajadores contentos. Pero los trabajadores quieren más, los burócratas quieren más, todos están dedicados a matar la empresa.

Mientras este desastre se desarrolla en el seno de Corpoelec las organizaciones multilaterales de desrrollo, BID y CAF, le siguen prestando dinero en grandes cantidades. Recientemente estos organismos han autorizado préstamos por unos $2000 millones para la empresa, una parte de este dinero destinada a mejorar su organización. Pero, nos preguntamos: como puede esta empresa mejorar su organización si los trabajadores son a la vez gerentes, operadores y ahora pretenden participar en la elaboración de los presupuestos? Se cobran y se dan el vuelto.

Que guachafita es esta? Conocen la CAF y el BID el estado caótico en el cual se encuentra Corpoelec? No se hacen acaso evaluaciones en estos organismos para validar la conveniencia de los préstamos? Me temo que esos dineros dados a Corpoelec se irán por los desaguaderos de la ineficiencia y de la corrupción.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba