Economía

Crimen (¿y castigo?)

Una comunicación reciente enviada por el Presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) al Ministerio de Agricultura – en respuesta a la solicitud formal del “ “millardito” – sirve para darnos una idea del desorden, la anarquía y la malversación que predomina en el manejo de las finanzas públicas.

En el texto, el Presidente del BCV hace un llamado a mejorar “el manejo de la tesorería del sector oficial, toda vez que el Gobierno Nacional y otras entidades públicas mantienen, en forma permanente, fondos depositados bajo diversas modalidades en niveles muy elevados, que alcanzan al 31 de diciembre de 2003 la cantidad de 13,4 billones de bolívares”.

¿Qué significa esto? Esto significa que diferentes dependencias del gobierno nacional solicitaron fondos al Ministerio de Finanzas durante el año pasado contra un presupuesto específico de gasto corriente y proyectos de inversión, y sin embargo, al cierre del año, en su conjunto, mantienen depositada – estacionada – en el sistema bancario nacional una cantidad de dinero equivalente al 43% del total de la liquidez venezolana. Eso significa que una buena parte del gasto corriente y de inversión presupuestado no se ejecutó, o se ejecutó y no se pagó, mientras los fondos que supuestamente iban a financiar ese presupuesto permanecían estacionados en la banca nacional.

¿Cuáles son las implicaciones de todo esto? En primer lugar, cabe recordar que el Ministerio de Finanzas se endeudó el año pasado para financiar el presupuesto nacional, a unas tasas que en bolívares promediaron 24.05%. Y he aquí que los fondos obtenidos fueron entregados a dependencias del sector público, quienes al cierre del año mantenían depositados en la banca 13.4 billones. ¿A qué tasas?. Aquí esta la clave, puesto que de acuerdo con la comunicación del BCV, los fondos se encuentran depositados “bajo diversas modalidades”. Por tomar solamente dos, si esos fondos fueron depositados en cuentas de ahorro simples, generaron intereses anuales de 6.17%, si fueron depositados a 90 días, generaron intereses por 17.58%. Eso quiere decir que cada mes que esos fondos han permanecido depositados en la banca nacional, se han producido intereses que van desde 68.9 hasta 196.3 mil millones de bolívares, según la modalidad. Prácticamente se puede decir, dependiendo del tiempo que hayan pasado esos fondos estacionados, que estamos en presencia de una intermediación dentro del propio sector público con una pérdida patrimonial importante para la nación.

Si bien las cifras a las que se ha referido el Presidente del BCV no son fáciles de confirmar, la propia reacción de Tobías Nóbrega las ha validado por omisión: Ha hecho un llamado a acelerar la eficiencia en el manejo de los fondos y amenazó con confiscar – a favor del Ministerio de Finanzas – todos aquellos fondos que hayan permanecido inmovilizados por un período mayor de 30 días.

Llama la atención que en Septiembre del 2002, el propio Tobías Nóbrega había dictado una medida similar (se confiscaron los fondos inmovilizados por un período mayor a 40 días), para recaudar un total que en aquél momento se estimó en “apenas” 16 mil millones de bolívares. Esta vez el monto que menciona la comunicación del BCV ya alcanza 13.4 billones. Esta vez la reacción de Finanzas se produjo luego de acumulado en esas cuentas un monto mucho mayor, mucho más tarde, acaso apurada ante la inconveniente acotación del Presidente del BCV.

Para evitar malentendidos, puesto que él es uno de los pocos que conoce de primera mano esa cifra, Tobías Nóbrega debería hacer público quiénes son los entes que mantienen esos depósitos, por qué se acumuló esa inmensa magnitud de dinero (i.e. ¿el presupuesto era falso, o se ejecutaron los proyectos y no se pagaron?), y dónde se encuentran ahora mismo los intereses que generaron esos fondos según la modalidad bajo la cual fueron depositados. De lo contrario, se estaría convirtiendo en cómplice de quienes causaron esta inmensa pérdida patrimonial a la nación.

Miguel Ángel Santos es profesor del IESA y Economista Jefe VENAMCHAM
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba