Economía

Crisis por gasolina: Continúan las largas colas en el país

El esquema de “pico y placa” implementado por la administración de Nicolás Maduro no ha funcionado en el interior de Venezuela

¡Las principales refinerías del país están paralizadas! No hay producción de gasolina ni gas doméstico producto de la falta de inversión y mantenimiento en las plantas productoras de Venezuela.

La escasez por el combustible data desde hace varios años en el interior de la nación pero la llegada del coronavirus y la implementación de la cuarentena, el déficit se agravó en todo el territorio nacional.

A finales del mes de mayo, la administración de Nicolás Maduro anunció el arribo de los barcos iraníes Fortune, Petunia, Forrest, Faxon y Clavel que, trajeron más de 240 millones de barriles de gasolina para intentar paliar la crisis que llevó a miles de venezolanos a permanecer durante varios días en colas en las estaciones de servicio para intentar abastecerse de gasolina a sus vehículos.

Gasolina a precio internacional

No obstante, la llegada de estos tanqueros dio paso a la implementación de gasolina subsidiada y gasolina a precio internacional (divisa americana), puesto que Nicolás Maduro señaló que debían pagar esa gasolina y por eso algunas estaciones de servicio cobrarían en algunas de las dos modalidades y máximo 30 litros por carro y 8 litros por moto.

La situación permitió aplacar un poco la crisis. Sin embargo, la medida no fue suficiente puesto que la situación se agravó en los meses siguientes, específicamente en agosto y septiembre en donde se presentaron varias protestas en el interior del país ante las fallas de los servicios públicos, entre esos, el combustible.

Para finales de septiembre, el ministro de Petróleo de Maduro, Tareck El Aissami, anunció un nuevo plan de distribución de gasolina por el terminal de placa de carro: lunes (1y2), martes (3y4), miércoles (5y6), jueves (7y8) viernes (9y0) y el día sábado se reinicia nuevamente con el 1 y 2. Esto, ante la llegada de otros tres buques iraníes con más de 800.000 barriles de gasolina.

El Aissami advirtió que a partir del lunes 5 de octubre las 1.571 estaciones de servicio debían estar abiertas a partir de las 6:00 am. “Las estaciones que estén cerradas, serán tomadas y le será revocada la concesión”, dijo. Ninguna de las dos cosas se cumplieron, puesto que la gasolina no llegó a todas las bombas del país.

Persisten las colas

Las colas se mantuvieron y mantienen. Con esto, también surgió el mercado negro de gasolina: las personas que venden entre 1,5 y 3 dólares cada litro de combustible.

La demanda por el combustible en la capital, descendió. No obstante, la situación sigue igual en el interior del país: los conductores deben hacer largas colas para ver si corren con suerte de poder llenar los tanques de sus vehículos.

El domingo 18 de octubre los usuarios de la estación de servicio Pavía, ubicada al oeste de la ciudad de Barquisimeto, denunciaron irregularidades con el esquema “pico y placa” porque aseguran que no se cumple y acusaron a la Guardia Nacional Bolivariana de incorporar vehículos de manera arbitraria a la cola.

La situación tampoco ha sido diferente en el estado Táchira, región donde las largas colas también continuaron este miércoles 21 de octubre en diferentes avenidas de San Cristóbal.

En esta misma región, las Fuerzas de Acciones Especiales (Faes), realizaron un «operativo sorpresa» en las distintas estaciones de servicio para eliminar las colas nocturnas en la ciudad.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba