Economía

Declaración de Caracas

Nosotros, los Jefes de Estado y de Gobierno de los Países Miembros de la (%=Link(«http://www.opec.org/»,»Organización de Países Exportadores de Petróleo»)%) (OPEP), habiendo decidido realizar nuestra (%=Link(«http://www.opecsummit.org/»,»segunda Cumbre»)%) con el propósito de fomentar nuestra cooperación y ofrecer continuidad al espíritu de solidaridad y cohesión de nuestra (%=Link(8707975,»I Cumbre»)%), celebrada en Argel en 1975, reconociendo la soberanía de los Países Miembros sobre sus recursos naturales, así como su obligación de promover el desarrollo de sus pueblos, hemos aceptado la invitación de Su Excelencia el Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, (%=Link(«/bitblioteca/hchavez/»,»Hugo Chávez Frías»)%), para reunimos en Caracas, del 27 al 28 de septiembre de 2000.

Observando que durante el último siglo el petróleo se ha convertido en la fuente principal de energía, contribuyendo así significativamente al desarrollo económico, social, tecnológico y científico mundial;

Reconociendo
  • la importancia estratégica del petróleo como fuente de energía para la humanidad;
  • la contribución de los Países Miembros a la prosperidad económica mundial mediante el suministro de petróleo;
  • el papel vital de los recursos petroleros en nuestras economías nacionales;

y

Tomando en consideración la velocidad a la que se producen los cambios en los acontecimientos económicos, políticos, tecnológicos y ambientales, así como los desafíos y oportunidades creados por la globalización y la liberalización;

Resolvemos
  1. Reafirmar los principios y objetivos de nuestra Organización según se estipuló en sus Estatutos hace 40 años. A través de ello, propender a la preservación y mejoramiento del papel que jugaría el petróleo en la satisfacción de la demanda energética mundial futura.
  2. Proteger los intereses de los Países Miembros de la OPEP, tanto individual como colectivamente, a través de estrategias adecuadas y políticas diseñadas para optimizar los beneficios económicos generales que pueden derivarse de la utilización de sus ingentes recursos naturales.
  3. Expresar nuestro compromiso firme, como participantes clave en el mercado petrolero mundial, de continuar ofreciendo un flujo de petróleo adecuado, oportuno y seguro a los consumidores, a precios justos y estables, así como enfatizar el vínculo firme existente entre la seguridad de la oferta y la seguridad y transparencia de la demanda petrolera mundial.
  4. Desarrollar políticas de precios petroleros que sean remunerativos, estables y competitivos con otras fuentes de energía, conjuntamente con una política de producción que asegure una participación equitativa para la OPEP en el suministro mundial de petróleo. Dichas políticas deberán contribuir a la estabilidad del mercado y al crecimiento sostenible de la economía mundial.
  5. Buscar continuamente formas y medios nuevos para una coordinación oportuna y efectiva entre los Países Miembros de la OPEP, de modo de alcanzar sus objetivos a mediano y largo plazo.
  6. Intensificar las capacidades y habilidades existentes dentro de la OPEP y desarrollar otras nuevas, con el propósito de asegurar que la Organización sea capaz de adaptarse al cambio, incluyendo avances tecnológicos y de globalización, así como mantener una participación efectiva en los foros internacionales.

    (%=Image(2131421,»R»)%)

  7. Promover una cooperación mutuamente beneficiosa entre las Empresas Petroleras Nacionales de la OPEP, y entre las mismas y la industria petrolera internacional.
  8. Fortalecer la cooperación regular entre la OPEP y los demás países exportadores de petróleo a fin de alcanzar la estabilidad del mercado.
  9. Buscar activamente canales de diálogo nuevos y efectivos entre los productores y los consumidores de petróleo, para beneficio de la estabilidad del mercado, la transparencia y el crecimiento sostenible de la economía mundial. Al respecto, se proyecta que el VII Foro Internacional de Energía, a realizarse en Riad, (%=Link(4344068,»Arabia Saudita»)%), durante el período del 17 al 19 de noviembre de 2000, representará una oportunidad excelente para un diálogo semejante, al cual se invita a los países consumidores a participar al más alto nivel.
  10. Afirmar la asociación de la OPEP con la preocupación universal por el bienestar del medio ambiente global, así como su disposición a continuar participando efectivamente en el debate y las negociaciones ambientales globales, incluyendo la Convención Marco sobre Cambio Climático de la ONU y el Protocolo de Kioto, con el propósito de asegurar un resultado equilibrado y amplio, tomando en cuenta el principio de la responsabilidad común pero diferenciada, e instar a los países incluidos en el Anexo I de la UNFCCC a implementar políticas y medidas para minimizar los impactos sociales y económicos adversos de sus medidas de respuesta sobre los países cuyas economías dependen fuertemente de la producción y exportación de combustibles fósiles.
  11. Llamar a la utilización tanto del petróleo como del gas en aquellas circunstancias en que podrían ser sustituidos por otros combustibles conocidos como perjudiciales para el medio ambiente global.
  12. Subrayar que el desarrollo económico y social, así como la erradicación de la pobreza, deberían ser las prioridades globales primordiales. A tal efecto, la OPEP continuará con su antecedente histórico de tomar en plena consideración los problemas de los Países en Desarrollo, entre otras cosas, a través de sus programas individuales de ayuda así como a través del Fondo OPEP para el Desarrollo Internacional y el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, e insta a los países industrializados a reconocer que la mayor tragedia ambiental que confronta el mundo es la pobreza humana.
  13. Señalar, con preocupación, que los niveles de deuda de muchos Países en Desarrollo se han vuelto insostenibles. Por lo tanto, nosotros llamarnos a un esfuerzo sustancial en pro de las iniciativas de reducción de la deuda por parte de la comunidad internacional de donantes, incluyendo el cumplimiento urgente de la Iniciativa para la reducción de la deuda de los Países Pobres Muy Endeudados (PPME).
  14. Hacer un llamado a los países consumidores a fin de que adopten un tratamiento justo y equitativo del petróleo en los mercados mundiales de energía asegurando que sus políticas ambientales, fiscales, energéticas y comerciales no discriminen en contra del petróleo, ayudando así a alcanzar un desarrollo global sostenible.
  15. Expresar preocupación por el hecho que los gravámenes sobre los productos petroleros constituyen el mayor componente del precio final al consumidor en los principales países consumidores y señalar la necesidad de aliviar esta carga tributario para beneficio de los consumidores y para el crecimiento sostenible de la economía mundial.
  16. Impulsar los esfuerzos y programas para diversificar nuestras economías, poniendo un mayor énfasis en la innovación tecnológica. A tal fin, las barreras externas e internas a la diversificación deben ser previstas, identificadas y eliminadas. Se llama a los países industrializados y organizaciones internacionales relevantes a colaborar para el logro de esta meta, conscientes de los beneficios mutuos que se obtendrán.
  17. Reconocer el papel vital de la investigación científica y técnica en profundidad, recomendar el establecimiento de vínculos entre los centros de investigación de los Países Miembros para asistir en el proceso de toma de decisiones de la OPEP, así como considerar las formas y medios por los cuales podrían fortalecerse las actividades de investigación de nuestra Organización, incluyendo explorar la posibilidad de crear un instituto o universidad de investigación.
  18. Indicar a nuestros Ministros de Finanzas que estudien los medios y formas de fortalecer la cooperación financiera entre los Países Miembros de la OPEP.
  19. Reconocer la diversidad y riqueza cultural de nuestros pueblos, herederos de un legado milenario y promover una mayor interacción cultural entre los Países Miembros de la OPEP, con el propósito de fortalecer sus vínculos históricos. Esto ayudaría a ampliar el diálogo sobre asuntos de interés común.
  20. Institucionalizar la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la OPEP, la cual tendría lugar a intervalos regulares, a decidirse tras consultas entre los Países Miembros, apuntando a intensificar la capacidad de nuestra Organización para extender en el siglo XXI los numerosos logros que ha alcanzado en los primeros 40 años de su rica y extraordinaria historia.
Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba