Economía

Decreto aumento salarial 2006

De nuevo el Presidente de la República adopta la decisión unilateral de fijar el salario mínimo sin consultar ni a las organizaciones sindicales, ni a los empresarios del sector privado, un tema tan vital e importante como es la fijación del salario mínimo. En principio no nos oponemos que se aumente el salario a un pequeño sector de los trabajadores venezolanos, lo que exigimos es que es una excelente oportunidad para involucrar a todos los trabajadores venezolanos.

Cuando el Presidente aumenta el salario mínimo de manera ejecutiva afecta a sólo un 15% de los trabajadores venezolanos. ¿Por qué?. Veamos, nuestra Población Económica Activa es aproximadamente 12.400.000 trabajadores, de ellos tienen un empleo formal, bien sea en el sector público o en el sector privado 4.500.000 personas, el resto mas de 51% se encuentra en el sector informal, es decir 6.100.000 y el resto 1.700.000 son desempleados.

De los 4.500.000 son beneficiados por el decreto de salario mínimo una cantidad aproximada de 1.800.000 trabajadores, ya que de la población formal unos 1.700.000 poseen contratación colectiva, cuyos salarios en su mayoría son superiores al mínimo obligatorio y el resto son las remuneraciones fijadas para los puestos supervisorios y ejecutivos.

En pocas palabras cuando la gente en la calle escucha aumento de salario mínimo, lo confunde con aumento general de salarios, mas no es así. Incluso dentro de l grupo de trabajadores afectados por el salario mínimo hay una escala. Veamos el caso actual en el año 2006 , el nuevo salario mínimo es de 465.000 bs. Lo devengarán sólo aquellos trabajadores que laboren para empresas mayores de 20 personas, ya que el salario para empresas menores de 20, el nuevo salario mínimo es de 429.000 bs. Lo significativo del caso es que la mayoría de las pequeñas empresas en Venezuela son de establecimientos con una cantidad de trabajadores menor a 20 contratados.

De allí que cuando se aumenta el salario mínimo en estas empresas, el empresario no está obligado a aumentar la misma proporción a aquellos empleados que tengan una remuneración mayor. Entonces se da una deformación en el mercado salarial venezolano que convierte al salario mínimo en un salario promedio en el mercado. Por ello no es extraño observar en estas empresas y otras con mayor número de personal que no tienen sindicatos como profesionales universitarios tan sólo superan al salario mínimo por 30.000 o 40.000 bs. adicionales.

Por tales razones cuando el Presidente Chávez se ufana que tenemos el salario mínimo mas alto de América Latina, 219 $, está cercano a la verdad, pero al mismo tiempo es contradictorio, ya que somos el país donde mas población formal fija su remuneración al alrededor del salario mínimo. En Colombia, Brasil, México, el salario mínimo ronda los 150 a 160$, pero lo devenga un 10% de la población formal, en tanto Venezuela lo devenga un 43% de la población formal. Esto da una idea del pobre poder adquisitivo del venezolano.

De que se trata entonces, de convocar una gran mesa de diálogo social que involucre a gobierno nacional, gobiernos regionales y locales, a empresarios en sus diferentes niveles, a todas las centrales sindicales sin exclusión y analicemos no sólo un aumento general de salarios, también lo mas resaltante el gran ausente del decreto presidencial , el empleo para esa masa inmensa de casi 8 millones de trabajadores que deambulan en las esquinas y avenidas de las calles de nuestras ciudades trabajando a destajo para conseguir la mitad del pan de cada dìa para su familia..

(*): Secretario Ejecutivo de la CTV

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba