Economía

Después del 2012

La falta de crudo liviano para mezclar con los extrapesados puede ser un problema al momento que comience la producción.

Según todas las referencias consultadas, la firma italiana Eni sacará los primeros barriles de producción «temprana» del bloque Junín-5 de la Faja del Orinoco para el 2014. Los siguientes barriles corresponderán en el bloque Carabobo-1, a la española Repsol, y en el bloque Carabobo-3, a la estadounidense Chevron, dentro de la urgencia presentada por Pdvsa, que solicitó un «fast track» a las transnacionales.

La producción temprana se autoriza para que las compañías puedan extraer petróleo extrapesado de 8.5 grados Api, que, mezclado con petróleo liviano de 30 a 32 grados Api, se convierte en petróleo mediano para la exportación.

Pdvsa y las compañías van monetizando recursos económicos para el financiamiento, mientras se hacen las construcciones previstas y el «mejorador» que los convertirá en crudos sintéticos, u otras modalidades comerciales. No se pueden exportar directamente esos crudos extrapesados de la Faja, como se hace en otros países petroleros. Cuando salen a boca de pozo en contacto con la atmósfera se endurecen como un ladrillo y ese crudo no tiene mercado.

En la primera fase de exportación de 75.000 barriles diarios los mezclan con 37.000 barriles de petróleos livianos de 30 grados Api, y para la segunda fase de exportación de 240.000 barriles diarios se requieren 120.000 barriles diarios para la mezcla.

PROBLEMAS CON LIVIANOS

Ahí podría presentarse un cuello de botella, porque en los últimos tiempos, con la declinación de los yacimientos de las cuencas tradicionales por falta de nuevas exploraciones (invierten un aproximado de sólo 300 a 500 millones de dólares anuales en exploraciones), hay menos crudos livianos disponibles.

Cada día utilizan más crudos livianos para las mezclas, y no está sobrante el crudo liviano Mesa 32 y mucho menos el Santa Bárbara 39, y ahora menos por los envíos a Belorús y en el 2014 a Cuba. Eni tendrá a su favor que su campo de producción está en Jose, en sinergia con las instalaciones de Pdvsa y la infraestructura de producción y transporte existente en el área. Mientras que las licencias de Repsol y Chevron son para procesar en las localidades de Matilde, donde hay que construir primero las estructuras, facilidades de producción y oleoductos.

Muchos ingenieros de exploración y producción han comentado, a condición de permanecer en el anonimato, que quien se adelante en la construcción de las facilidades no tendrán problemas por la escasez de crudos livianos, pero a medida que arranquen las otras compañías españolas, rusas, estadounidenses, japonesas y chinas, las mezclas serán más complicadas. Pero hay alternativas, dijeron expertos, desviando la producción de 250.000 barriles diarios de livianos sintéticos que se exporta a Estados Unidos como «spot», hacia las refinerías Chalmette y Sweeney, para meterlos en las mezclas.

PROYECTO DE ENI

El proyecto Junín-5, donde la firma italiana Eni tiene el 40% accionario y Pdvsa el 60% restante, con dos compañías, una «aguas arriba» y otra «aguas abajo», lo identifican como proyecto único de la Faja.

Durante la vida del proyecto se perforarán 1.550 pozos y se construirán dos oleoductos de 240 kilómetros cada uno. La inversión para las dos fases es de 7.300 millones de dólares, para desembolsar en un período de 5 a 6 años. Además, hay otra inversión de 9.700 millones en refinación, debido a que hay un esquema de refinación, no sólo de crudos sintéticos, sino directamente de diesel, nafta para refinación y petroquímica GLP, donde Eni posee en Europa una larga experticia.

Eni ha desarrollado un importante know how en un abanico de tecnologías en crudos pesados, de pozos multilaterales, calentamiento eléctrico, inyección de vapor y recuperación mejorada por inyección de CO2. Los italianos tendrán de vecinos a los chinos en el bloque Junín-4 y al consorcio ruso en el bloque-6. Con excepción de Eni, no han trascendido las fechas oficiales de arranque de Repsol y Chevron. La compañía italiana desarrollará una segunda fase comercial de producción «temprana» de 240.000 barriles diarios, de crudo diluido con nafta para su levantamiento y transporte hacia la nueva refinería que será construida en José (la primera dedicada a crudos de la Faja).

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba