Economía

Deuda venezolana asciende a $140 mil millones, sin posibilidades de ser cancelada

Desde el año 2007 el gobierno de Hugo Chávez inició un vertiginoso proceso de endeudamiento externo que duplicó hasta seis veces la deuda pública de Venezuela. Entre 1999 y 2017 la deuda externa creció 223%, dando como resultado que si en 1999 cada venezolano «debía» un aproximado de US$1.200 , en 2017 cada uno de nosotros debía US$3.900.

Nicolás Maduro durante su mandato ha continuado endeudando al país. Sin embargo, por la opacidad y discrecionalidad con la que se administra el Estado y, por ende, la información oficial, se ha hecho complejo estimar a cuánto asciende la deuda total que debe enfrentar el país, si se llegasen a sumar los bonos soberanos y de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la deuda con China, Rusia y la deuda comercial de la estatal petrolera.

La deuda pública venezolana se estima en cerca de 140.000 millones de dólares. Así lo afirma el estudio realizado por la Subcomisión de Crédito y Deuda Pública de la Asamblea Nacional, en conjunto con el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice) y la firma de consultoría financiera Econométrica.

La millonaria deuda comprende un conjunto de pasivos tanto de la República como de la estatal Pdvsa y fue adquirida en la época de mayor bonanza económica, pues los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro recibieron por exportaciones al menos 20 mil millones de dólares más que el resto de los gobiernos democráticos del país.

Actualmente, según el diputado de la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado, el monto adeudado implica que, por habitante, la deuda es de 6.000 dólares.

En default

Para mayo de 2019, Venezuela tiene en default aproximado de 11.170 millones de dólares. De acuerdo con estimaciones del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice) la República tiene vencidos 5.000 millones de dólares en capital y 2.000 millones en intereses, mientras que Pdvsa tiene solo por concepto de intereses 3.500 millones de dólares vencidos.

Con China, Venezuela ha acumulado pasivos por una suma que se estima en 54.000 millones de dólares en un lapso de ocho años, culminados en 2018, de los cuales debe 19.200 millones.

El informe de Cedice indica que la deuda aún vigente se originó entre 1997 y 2016. El Gobierno Central emitió obligaciones por $36.100 millones, distribuidos en 15 bonos soberanos que transan en mercados financieros internacionales. “Los años en que se emitió el mayor nivel de deuda fueron 2008 ($4.000 millones), 2011 ($9.695 millones) y 2016 ($5.000 millones). Los vencimientos de los bonos aún vigentes se ubican entre 2018 y 2038”.

Este capital adeudado representa al año 3.350 millones de dólares solo en intereses, que es 10% del monto de la deuda.

Igualmente, el trabajo destaca que “luego de la crisis de los precios del petróleo que tuvo lugar durante el año 2014 y que llevó a la cesta venezolana de crudo a negociarse alrededor de 21 dólares por barril, (-79% con respecto a sus máximos de $100 por barril) el gobierno decidió implementar una política de recorte de importaciones buscando liberar caja para afrontar los pagos de la deuda externa.

La caída de la producción petrolera, cuyo efecto ha superado la recuperación parcial de los precios del petróleo, y el deterioro del acceso de Venezuela a los mercados internacionales, condujeron a que a partir de octubre del 2017, cuando se hizo insostenible este recorte de importaciones, Venezuela suspendiera el pago de sus obligaciones a los tenedores de bonos.

Desde entonces, hasta hoy, 5.541 millones de dólares vencieron en intereses que la nación no ha pagado, correspondientes a dos bonos que tenían vencimiento el año pasado, en 2018.

El informe indica que, por tratarse de deuda soberana, los títulos que componen esta partida cuentan con cláusulas de acción colectiva que permiten la negociación y modificación de términos de pago si tan solo 25% de los tenedores está de acuerdo.

Es necesaria la reestructuración

La deuda pública venezolana representa más de 100% del Producto Interno Bruto (PIB). Este indicador es impactado tanto por el crecimiento de la deuda como por la caída sostenida que durante los últimos 5 años ha tenido el PIB, el cual para el cierre del 2018, comparado con el 2013, presenta una contracción acumulada de aproximadamente 44%.

Henkel García, director de la firma Econométrica, señaló que el servicio de deuda se estima entre 12.000 y 15.000 millones de dólares, y «Venezuela ni siquiera exporta esa cantidad», afirmó.

En ese sentido, el especialista en materia financiera aseguró que es necesaria una reestructuración porque Venezuela no tiene cómo pagarla, debido al colapso que enfrenta la economía nacional.

Por ello, el país tiene una necesidad de financiamiento de 216.00 millones de dólares, que representan al menos 20.000 millones de dolares al año.

«El endeudamiento va a ser inevitable, no hay manera de salir de la crisis venezolana sin ayuda de organismos multilaterales», aseveró García.

No obstante, señaló que debe procurarse un cambio político en el país tan atractivo para lograr que los montos de financiamiento necesarios se obtengan mediante inversión extranjera y no solo mediante préstamos que incrementen la deuda ya existente.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar