Economía

Dos modelos económicos; Chile-Venezuela

(%=Image(4524793,»L»)%)
«Después del orden y la libertad, la economía es una de las cosas
esenciales a un gobierno libre. La economía es siempre una garantía de
paz» – C. Coolidge

Mientras en Venezuela el Producto Interno Bruto (PIB) a precios
constantes registró una variación de 8,8% en el primer trimestre de
2007, respecto a igual período del año anterior, el Banco Central de
Chile, informó que el indicador Mensual de Actividad Económica
(MAE=PIB)tuvo una subida de un 6,5%, su mayor nivel mensual en casi
dos años. Chile, un país de 16 millones de habitantes tiene un PIB per
cápita de 9 mil dólares; Venezuela un PIB de 2.200 dólares per
cápita. Chile es multi exportador y su principal bien exportable es
el cobre que se cotiza a US.$ 3 la libra (453,59 gramos).

(%=Image(4400471,»C»)%)

En Venezuela, cuyo PIB como dijimos creció debido, especialmente, al
aumento del circulante, con la inflación más alta del continente,
experimentó durante el primer trimestre de 2007 una caída del 6,4% del
petróleo que va al exterior. El país que ocupaba el IV lugar como
proveedor de crudos de EE.UU., pasó a ocupar el VIII lugar y el saldo
de la cuenta corriente presentó una caída del 47,7% si comparamos con
el mismo período del año 2006 lo cual podría interpretarse como
catastrófico. Por otra parte las importaciones aumentaron 46,8%,
especialmente por la importación de vehículos debido a que la
industria nacional no ha invertido ni un centavo de dólar para
aumentar la inversión, debido, especialmente, a la inseguridad
político-jurídica del país. Ante esto hay un axioma que dice que no
hay nada más cobarde que el capital.

Las exportaciones venezolanas no tradicionales, llegaron apenas a US.$
11.981 millones de dólares, las cuales en un 57% fueron enviadas «al
imperio», Estados Unidos, país que es el principal socio comercial.

Las importaciones, por otra parte se incrementaron a 24.406 millones
de dólares., lo cual deja un déficit de 12.421 millones de dólares. El
30,2 % de las importaciones llegaron desde EE.UU..

Mientras la variedad de productos no tradicionales exportados por
Venezuela es mínima, la nación chilena que ha firmado 49 TLC con
distintas naciones del mundo, ha logrado exportar 5.215 productos
diferentes a 181 mercados mundiales por 6.969 empresa, lo cual pone a
la nación chilena en una envidiable situación en cuanto a su
eficiencia operativa-productiva. (Ver cuadro)

(%=Image(2314697,»C»)%)

Mientras en Venezuela, la industria petrolera contribuye con el 80% de
las exportaciones y los productos no tradicionales de la nación
caribeña lo hacen con apenas el otro 20%, la industria chilena del
cobre representa solamente el 58,7% de las exportaciones mientras que
las exportaciones no tradicionales son del 41,3% del total de ellas.

(%=Image(5156644,»C»)%)

(%=Image(8737501,»C»)%)

(%=Image(9120315,»C»)%)

Este inmenso auge exportador chileno ha significado, entre otras cosas
que 200 mil chilenos más hayan obtenido trabajo en 2007, lo que
significa que el desempleo haya bajado a un 6%. (Hay que indicar que
en Chile no existen las becas de la «Misiones[.1] » como las hay en
Venezuela, las cuales permiten en el país caribeño hacer aparecer en
las estadísticas macroeconómicas de desempleo (o empleo) a más de 2
millones de personas como trabajadores activos, en circunstancias que
reciben el equivalente a 40 dólares mensuales, lo cual igualmente los
mantiene en la línea de pobreza extrema.

A pesar de los éxitos económicos chilenos, no todo lo que brilla es
oro. En Chile, la brecha entre pobres y ricos, tiene aún un deficiente
sistema educacional heredado de la dictadura de Pinochet y la
infraestructura portuaria y aeroportuaria aún es deficiente.

El Fondo de Estabilización chileno llegaré en 2007 a superar los 12
mil millones de dólares; sin embargo, el gobierno, al parecer muy mal
asesorado por los ministros de la economía y planificación, han
decidido invertir dichos recursos en bonos y acciones de otros países
con el fin de asegurarse para un posible futuro de «cavas flacas», lo
cual es inaudito cuando el pueblo chileno tiene grandes carencias. Por
ejemplo la brecha salarial es demasiado grande, lo cual obliga al
trabajador chileno a trabajar más de 12 horas diarias los cual ya era
considerado explotación a principios y mediados del siglo XX.

Ahorrar esa cantidad de dinero es un crimen y siempre se ha dicho que
no hay mejor inversión que la que se hace en el propio país. Un
aumento sustancial de salarios de hace necesario en Chile, país en el
cual el salario mínimo debería estar en no menos de 500 mil pesos
chilenos. Al respecto, lamentablemente, en Chile sucede lo mismo que
en Venezuela. Cada vez que hay un aumento salarial saltan los
representantes de las empresas y comienzan a gritar que quebrarán.

¿Cabe, entonces preguntarse ¿dónde está la eficiencia?

Chile necesita rápidamente un modelo más abierto que permita más
inversión en educación, salarios y creación de nuevas industrias.

También, debe de alguna manera controlar la apreciación de la moneda
chilena la cual ha venido revaluándose con demasiada rapidez lo cual
no deja de ser peligroso pues podría detener el rumbo expansivo de la
libre economía.

En todo caso, como hemos visto, los tres últimos gobiernos chilenos
han sido más efectivos que los nueve años del gobierno, ahora
declarado socialista, del presidente Hugo Chávez de Venezuela.

Si ponemos en una balanza los éxitos, la brecha entre ricos y pobres,
durante estos nueve años de gobierno bolivariano, en Venezuela se ha
ampliado, mientras que en Chile ha disminuido. Igualmente, las
políticas sociales: salud, educación, vivienda y seguridad en
Venezuela han sido un total fracaso y no se ven alternativas; en
Chile, las autoridades de la Concertación de Gobierno, tienen claro
que manteniendo la democracia se podrá hacer un «contrato social»
entre el capital y los trabajadores chilenos. Tanta libertad de
comercio, mejores leyes sociales, debe ser la política del socialismo
chileno y de sus aliados socialdemócratas y demócratas cristianos,
entre otros.

[.1]Programas sociales gubernamentales de carácter totalmente
político y proselitista. Ahora, con la creación del Partido Socialista
Único, se les está obligando a todos los beneficiarios, así como a los
empleados públicos a inscribirse en dicho partido, so pena de perder
las becas o empleo…

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba