EconomíaEspecial País

Econométrica estima que el salario mínimo perdió 83,8% de su poder de compra en 2017

La consultora financiera Econométrica calculó que el desplome del poder de compra del salario mínimo integral real en 2017, en relación con el año anterior, fue de 83,8%, una caída que se aceleró en el último trimestre del año cuando el país entró en un ciclo hiperinflacionario, que produjo una variación de precios anualizada que fue de cuatro dígitos.

De acuerdo con Econométrica, se trata de la mayor caída del salario mínimo integral real desde 1998.

El presidente de la República, Nicolás Maduro, decretó el primer aumento salarial del año el pasado 31 de diciembre, luego de haber anunciado cinco incrementos a lo largo de 2017.

“El salario mínimo aumentó 40%, mientras que la base de cálculo del bono de alimentación pasó de 30 U.T. a 61 U.T. En total el salario mínimo integral (SMI), es decir, el salario base más bono de alimentación, sería Bs. 797.510 en enero. Esto representa un aumento notable de 75% respecto al mes anterior”, precisó la firma en su más reciente reporte.

Econométrica precisó que el salario mínimo real se contrajo durante el primer semestre de 2017, pero a un ritmo menor al registrado en el año inmediatamente anterior.

“Después de caer a tasas de 26% interanual, el SMI real se recuperó levemente en julio (+2,8%) respecto al mismo mes del año anterior. La desaceleración de la inflación durante marzo y julio favoreció la leve y momentánea recuperación del salario mínimo real en los siete primeros meses del año”, detalló la consultora.

Sin embargo, Econométrica precisó que esa desaceleración no podía prolongarse en el resto del año debido las presiones inflacionarias que la economía empezaba a acumular y la expansión descontrolada de los agregados monetarios, con impacto al alza en el tipo de cambio paralelo.

“Se empezaba a evidenciar una aceleración inflacionaria en la mayoría de los bienes que componen el índice. Fue así como, desde agosto, la variación mensual del IPC-E alcanzó los mayores registros durante cinco meses consecutivos. Pese a que los aumentos de salario fueron cada vez más recurrentes, no consiguieron detener la caída acelerada del poder de compra del salario a partir de agosto. En dicho mes el salario mínimo perdía la mitad de su poder de compra respecto al año anterior”, detalló Econométrica.

El amento de salario decretado en noviembre, cuando también entró en circulación el billete de 100.000 bolívares, se vio diluido por la intensificación de la espiral inflacionaria, agregó la firma.

“El año 2017 cerró con la caída más importante de nuestra historia del poder de compra del salario mínimo. En un año, el salario mínimo integral habría perdido 83,8% de su poder de compra. Si se compara con diciembre de 1998, el SMI solo compraría el 10% del vigente a finales de dicho año. La gravedad de esta cifra se puede ver reflejada en la escalada del conflicto social durante las primeras semanas del año”.

A partir del último trimestre del año el número de salarios requeridos para comprar la Canasta Alimentaria Normativa se disparó.

“A partir de octubre, el número de salarios que se requerían para comprar la CAN comenzó a aumentar notablemente. La razón principal es que la inflación de alimentos empezó a ganar intensidad durante el último trimestre del año. En octubre se necesitaban casi tres SMI para adquirir la CAN”, precisó la firma.

Econométrica agregó que a partir de diciembre se produjo un aumento notable en el número requerido para adquirir la CAN.

“Se requerían siete salarios mínimos integrales para comprar la CAN. Esto se debe a que esta canasta sufrió un aumento de más del doble en un solo mes, el mayor desde que comenzamos nuestra medición. Debemos recordar que esta canasta está compuesta en su mayoría por hortalizas, las cuales fueron la clase de alimentos de mayor inflación durante el año”, detalló la consultora.

La firma advierte que el reciente aumento salarial de enero, lejos de ser una medida que ayude a recuperar el poder de compra del salario, propiciará una mayor aceleración inflacionaria en los próximos meses. Además, el gobierno anunció la aprobación de subsidios directos a los usuarios del carnet de la patria que impulsarán una mayor expansión de medios de pagos en el corto plazo.

“Es muy probable que el gobierno recurra con mayor frecuencia a los aumentos salariales durante 2018, lo que añadirá presiones a la espiral inflacionaria. Si bien la caída del salario mínimo podría desacelerarse ligeramente en los próximos meses, su curso seguirá siendo declinante de mantenerse este escenario”, añadió Econométrica.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar