Economía

Economía de andar por casa

Pueden anotarse ciertas ideas, siguiendo a P. Deane -destacada economista inglesa- en su libro El Estado y el sistema económico. Una introducción a la historia de la economía política (1993), sobre dos perfiles de interés que, entre variados que analiza la autora, presenta la economía política.

Uno primero, concierne a la importancia de los elementos sociológicos e institucionales. Como se sabe, no siempre se logra la efectiva incorporación de tales elementos en los análisis económicos. Algunos procesos fundamentales como la inflación, pueden tener determinaciones en elementos de esa naturaleza, tal cual quedó demostrado a partir de distintas discusiones que se relacionaron con la aplicación, entendimiento y limitaciones de la llamada curva de Phillips, que relaciona inflación y desempleo. En tal sentido, resalta la autora, los aportes que se han hecho del lado de la llamada nueva macroeconomía clásica o escuela de la expectativas racionales que “…postula que los agentes de las economías de mercado están fundamentalmente interesados en maximizar su propio interés personal y que los precios del mercado son barómetros e indicadores sensibles de las condiciones económicas presentes y futuras. A partir de estos supuestos, las políticas keynesianas de gestión de la demanda no pueden alterar los parámetros naturales del sistema económico establecidos por fuerzas históricas e institucionales, entre otras” (pg 197).

El segundo perfil atañe a la popularidad, difusión o interrelación que pueden presentar ciertas propuestas hechas desde la economía política, con la actividad de distintos agentes sociales y económicos y de manera más específica con los ubicados como políticos. Señala Deane que, estos últimos, y las élites instruidas en general, tienden a exigir a los expertos en economía criterios políticos entendibles, demostrables y aplicables.

Otro elemento dentro de este segundo perfil, es cómo se estructura la jerarquía de problemas de interés para la economía política y los economistas. Las determinaciones vienen tanto por el lado de las propias prioridades de los políticos en el sentido ya planteado, como por las prioridades que establecen los economistas académicos en sus programas de investigación. Es categórica la autora, para insistir en que, los valedores definitivos de una parte importante de los pronunciamientos derivados de la economía política contemporánea y de la investigación asociada a ella, terminan siendo los políticos, empresarios, funcionarios y periodistas.

Sin embargo, varias de las discusiones tenidas en la ultimas décadas del siglo XX y las propias autoevaluaciones dentro de la economía, por una parte, así como los propios avatares en lo que atañe a la gestión económica en un contexto de discusiones sobre las opciones estado-mercado, fueron llevando a distanciamientos entre las esferas mencionadas. En esto habría influido, también, el carácter cada día más especializado del propio conocimiento económico o una especie de sofisticación en los pronunciamientos, que habría generado distancias y dificultades de entendimiento -incluso- dentro de los propios economistas.

Un elemento adicional señalado por Deane, es la posibilidad de que en las gestiones de algunos gobiernos -de países desarrollados- se haya generado la necesidad de crear o expresar su propia economía espuria como vía de justificación de políticas especificas. Y pone como ejemplo, el caso de la llamada economía de oferta que habría permitido justificar políticas de recorte de impuestos buscando estimular la inversión y el empleo. Otros gobiernos, según Deane, habrían optado por lo que se ha llamado, en ciertos ambientes, la economía de andar por casa que se basaría en la intuición de los profanos, el empirismo y la teorizacion casual.

Esta última es, seguramente, la que permite entender la realidad de los hacedores de políticas en la Venezuela actual.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba