Economía

El Aissami asegura que las colas para surtir gasolina desaparecerán en los próximos meses

Abastecer de combustible los tanques de los carros en Venezuela se ha vuelto toda una odisea desde hace algunos años. Tanto así, que ya se ha vuelto parte de la “normalidad” disponer varias horas del día para hacer las colas necesarias para lograr echar gasolina subsidiada en los días establecidos.

Pese a este escenario, el ministro de Petróleo de la administración de Nicolás Maduro, Tareck El Aissami, esta situación podría mejorar en los próximos meses.

Y es que el vocero chavista aseguró hace apenas unos días en una entrevista a Bloomberg que “las colas de gasolina desaparecerán”. El Aissami indicó que para finales del 2021 la producción de crudo cuadriplicará su mínimo histórico y sostuvo además que en un futuro próximo la inversión extranjera inundará a Venezuela, tanto así, que no dudó en confesar que el país volverá a situarse entre los cuatro mayores productores del mundo, algo difícil de creer tomando en cuenta todas las medidas que habrían que tomar para poder recuperar el sector petrolero venezolano.

Venezuela está sometida a fuertes sanciones económicas por parte de los Estados Unidos, razón por la cual no tiene acceso a mercados de capitales o de materias primas, además de esta excluida de las diversas cadenas de suministros mundiales.

A pesar de ellos, El Aissami apuesta a que Venezuela retorne al mercado internacional y mejore la situación en el país, todo ello amparado en una nueva Ley de Hidrocarburos que no estará al alcance de la injerencia norteamericana.

Imagen: Twitter

Nos bloquearon, nos sancionaron, nos robaron todos nuestros activos extranjeros. Sin ningún financiamiento, con nuestro propio dinero, hemos podido invertir lo suficiente para detener la caída y comenzar una recuperación gradual”, enfatizó el ministro chavista quien forma parte de los funcionarios allegados a Maduro que fueron sancionados por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

El Aissami apuesta a que los productores norteamericanos regresen rápidamente a Veneuela. Y es que manifestó que las refinerías de Texas y Lousiana ya cuentan con clientes para el crudo pesado de la Faja del Orinoco.

De levantar las sanciones, se permitiría a Venezuela volver a vender petróleo y eso generaría una bonanza. Y es que solo un millón de barriles producidos en un día tendrían un valor de 20 mil millones de dólares al año, de acuerdo a los precios actuales.

En la década de los 90, la nación sudamericana era una gran potencia petrolera, tanto así que la mayor producción de crudo llegó a 3,5 millones de barriles al día, siendo solo superada por Arabia Saudita en la OPEP.

Si bien es cierto que la producción de petróleo venezolano empezó a caer una vez que Maduro sustituyó en el poder a Hugo Chávez, pues con las sanciones impuestas a PDVSA la misma se fue en picada a partir del 2017. El nivel más bajo se experimentó en 2020 cuando se produjeron apenas 310 mil barriles, pulverizando así casi todos los ingresos del país.

En la actualidad El Aissami apunta a que se están produciendo más de 700 mil barriles diarios incluyendo algunas reservas de petróleo y según el ministro oficialista, esta cifra llegará a 1,5 millones a finales del año.

Sobre este particular el especialista en temas de la industria petrolera de Venezuela en la Universidad de Rice, Francisco Monaldi, ni dudó en catalogarlo como “imposible”.

La producción puede llegar a 600 mil barriles diarios si todo va bien y no se incrementan las sanciones. Incluso llegar a eso sería inverosímil a medio plazo; la capacidad de producción lleva cayendo desde 2014 y no hay plataformas petrolíferas operando en Venezuela desde hace un año”, reiteró.

Una historia similar es la que tienen las cuatro refinerías del país. Y es que hace 18 meses las mismas se encontraban fuera de funcionamiento por falta de inversión, razón por la cual Venezuela se vio en la obligación de importar la totalidad de su gasolina, al igual que el diésel, el combustible para aviones e incluso el propano, principalmente de Rusia e Irán.

El Aissami aseguró que ello se debió a la mala administración y gerencia de uno de sus antecesores, al referirse a Rafael Ramírez, quien estaba al frente de la industria petrolera durante el gobierno de Hugo Chávez.

Enorme error, mala gestión, mala práctica, falta de visión», dijo. «Fueron decisiones equivocadas y las pagamos muy caras”, dijo.

A su juicio, las refinerías están en las condiciones idóneas de producir al 100 por ciento de la demanda nacional de combustible para finales de este mes, dado que se están procesando 500 mil barriles de crudo al día, lo que servirá para que las colas de las bombas de gasolina desaparezcan.

Asimismo indicó que la administración de Maduro tiene previsto pagar 1.200 millones de dólares en este 2021 para reactivar con todo la industria petrolera nacional, sin embargo, el país requiere de un gran capital ya que deberá invertir en casi todo, su perforación, recuperación de pozos marginales, procesos de tratamiento de superficie y mantenimiento, entre otros.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba