Economía

El crecimiento económico de India cae al ritmo más lento desde 2013

El crecimiento de la producción económica de la India, medido a través del Producto Interno Bruto (PIB), se desaceleró al 4,5% en los tres meses que terminaron en septiembre, su nivel más bajo desde el primer trimestre de 2013, tras ubicarse el periodo previo, culminado en el pasado mes de junio en 5%, y los expertos predicen una nueva desaceleración para la séptima economía más grande del mundo al cierre del 2019.

«Los indicadores de alta frecuencia continuaron su tendencia a la baja en septiembre, con la producción industrial registrando su peor declive en ocho años», escribió en una nota de investigación Sanjay Mathur, economista jefe para el sudeste asiático e India, y Rini Sen, economista de India. Además, han rebajado su pronóstico de crecimiento del año fiscal completo de 5,8% a 5,1%, según la nota.

El Grupo DBS de Singapur mantuvo una estimación conservadora de un crecimiento del 4,3% para el tercer trimestre de 2019. En promedio, los economistas encuestados por Reuters dijeron que esperaban un crecimiento del 4,7% para el período, o una disminución del 7% para el mismo período en 2018.

Es importante aclarar que el año fiscal de la India comienza en abril y termina en marzo del año siguiente. Actualmente, India se encuentra en su año fiscal 2020, que finaliza en marzo del próximo año.

El país del sur de Asia se enfrenta actualmente a una serie de desafíos. Además de una desaceleración económica, hay una crisis en curso en el sector financiero, que ha obstaculizado los préstamos.

Es probable que la debilidad en las ganancias y ganancias corporativas afecte las inversiones comerciales y la creación de empleo para mantener a su fuerza laboral empleada. Las recientes reformas de política han dejado tambaleándose a muchas pequeñas y medianas empresas.

La agencia de calificación Moody’s recientemente rebajó su perspectiva de la India de «estable» a «negativa», y citó los crecientes riesgos de que el crecimiento económico siga siendo «materialmente más bajo que en el pasado».

Recuperación del crecimiento

Los economistas predijeron que la desaceleración del crecimiento de India podría tocar fondo a fines de 2019 y se podría ver una recuperación gradual «impulsada por el estímulo» en 2020, que incentive al consumo.

India sorprendió con un paquete de estímulo fiscal de 20 mil millones de dólares en septiembre, que se centró principalmente en un recorte de impuestos corporativos. El ministro de Finanzas, Nirmala Sitharaman, también buscó la aprobación parlamentaria el pasado jueves para gastar otros 2,7 mil millones de dólares. El gasto público también ha acelerado en los últimos meses a pesar de la débil recaudación de ingresos.

El papel del Gobierno

Para detener algunos de los desafíos y respaldar el crecimiento, el Banco de la Reserva de la India ha reducido las tasas de interés en 135 puntos básicos hasta ahora en 2019 y señaló que es posible una mayor relajación.

Si bien el banco central está haciendo su parte para impulsar la economía, se enfrenta a un problema con su mecanismo de transmisión, ya que los bancos dudan en prestar. Luchan con grandes volúmenes de activos no productivos que ejercen presión sobre sus balances, lo que los hace reacios a trasladar los recortes de tasas a los consumidores.

Se esperan algunos cambios en el impuesto sobre la renta a personas naturales. Además, unas medidas para estimular la demanda. Y por último, también se pueden decretar estímulos para ayudar a los prestamistas no bancarios.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar