Economía

El dólar no cuesta eso

Los medios de comunicación social, le informan a la población venezolana -como precio de referencia del dólar estadounidense- al final de cada día cambiario (1:30 p.m.) las cifras oficiales que reporta el Banco Central de Venezuela (BCV) al concluír su tercera y última subasta del día, como establece el nuevo sistema de flotacióm vigente en nuestro país desde el miércoles 13 de febrero de 2002.

El BCV, reporta dos cifras que llama «compra» y «venta». La primera es supuestamente lo que le pagará el BCV a las personas que acudan a sus taquillas a vender dólares, y la segunda lo que les costaría a esas personas si lo que desean hacer es comprarle dólares al BCV. Pero en la realidad, ninguna de esas cifras rige la compra-venta de dólares en Venezuela, sino otras muy distintas.

En primer lugar, durante las subastas diarias de tres lotes de 20 millones de dólares que realiza el BCV, éste tiene establecido un mecanismo -desconocido para el público en general- destinado a que ninguno de los compradores (bancos y casas de cambio) se lleve la totalidad de los 20 millones de cada lote. ¿A quién entonces le vende los dólares el BCV en cada subasta? ¿Qué cantidad le vende a cada uno de los bancos y casas de cambio? ¿A qué precio se los vende? ¿Al «precio promedio ponderado» de las ofertas presentadas por los bancos y casas de cambio? Ese proceso, aún no trasciende al público, y en consecuencia, los venezolanos no saben realmente cuánto le costó cada dólar a los baqueros y casas de cambio.

Adicionalmente, no sólo Petróleos de Venezuela (Pdvsa) obtiene dólares por los productos que vende en el exterior, existen también numerosas empresas exportadoras que venden en el exterior, desde jaleas de mango, hasta paquetes turísticos y que reciben divisas estadounidenses a cambio de los bienes y servicios con los que comercian. ¿A quiénes les venden esas empresas sus dólares en Venezuela? ¿AL BCV? ¿A los bancos? ¿Qué precio reciben por sus dólares?. De forma similar, numerosas empresas necesitan dólares para adquirir insumos y productos provenientes del exterior ¿Dónde compran esas empresas importadoras sus dólares? ¿En el BCV? ¿En los bancos y casas de cambio? ¿A qué precio los compran?

Esas transanciones están regidas por la Ley del Banco Central de Venezuela, la que en sus artículos 90 y 91 autoriza al BCV, a dictar las normas que regulan esas transacciones. ¿Pero cuáles son esas normas actualmente?

Establece la Ley del Banco Central de Venezuela:

Artículo 91: «En el Convenio que celebre el Banco Central de Venezuela con el Ejecutivo Nacional para fijar el o los tipos de cambio del bolívar, se establecerán los márgenes de utilidad que podrán obtener tanto el Banco Central Venezuela como los bancos comerciales que intervengan en la compra-venta divisas.»

Artículo 92: «Cuando el Banco Central lo considere conveniente, y previo consentimiento del Ejecutivo Nacional, podrá permitir que el o los tipos de cambio fluctúen libremente en el mercado, de acuerdo con la oferta y la demanda de divisas de los particulares y los convenios internacionales vigentes.»

En vista de lo que establece esa ley, ¿Ha fijado el BCV márgenes de utilidad? ¿Está dejando fluctuar libremente en el mercado los tipos de cambio? ¿Existe algún convenio internacional vigente que afecte al precio de compra-venta del dólar? Eso tampoco lo sabe el público.

Cualquier persona que acuda a un banco a comprar dólares, debe pagar «tradicionalmente» medio punto porcentual sobre el precio de referencia del dólar y en el caso de las casas de cambio y agencias de viajes, un punto y medio porcentual. Esto podría significar que si el BCV dice que «el precio de compra de referencia es de 1000 bolívares por dólar», un banco le cobraría a sus clientes, 1.005 bolívares por cada dólar, mientras que las casas de cambio y agencias de viajes, les cobrarían 1.015 bolívares.

Sin embargo, como el público no sabe cuántos dólares le vendió el BCV a cuáles bancos y casas de cambio, ni tampoco a cuáles precios se los vendió durante las tres subastas diarias que realiza, las personas no tienen ni la menor idea de cual precio de referencia usarán los banqueros, casas de cambio y agencias de viajes, para recargarle el 0,5% ó el 1,5% tradicional.

Las complicaciones no terminan allí. Mientras esté abierto el mercado monetario, el precio del dólar fluctúa constantemente. Por ejemplo, el viernes 22 de febrero, el dólar «costaba» a las 10 a.m. Bs. 991,oo pero a las 11 a.m. ya costaba más de Bs. 1.000 y cuando cerró el mercado monetario de ese día, la divisa estadounidense flutuaba entre en mínimo de Bs. 1.040, 51 y un máximo de 1.068 cerrando al final con un «precio promedio ponderado» de Bs, Bs. 1050,50

Por ello, es válido preguntar ¿Cuánto realmente cuesta el dólar?, y…. ¿Cuántos chanchullos y negocios turbios están haciendo cuantas personas ante este desórden y falta de información clara y precisa a costillas de los venezolanos?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba