Economía

El extraño rebote de las acciones de Harvest

El negocio petrolero en el mundo no está en su mejor momento. El precio del barril cayó alrededor de 50%, en los primeros tres trimestre del 2014. Lo que se refleja en el balance de las empresas petroleras y afecta el valor de las acciones que se comercian en los mercados bursátiles.

Harvest Natural Resources Inc. (HNR) no escapa de esta realidad. Es un empresa no muy grande que posee el 20,4% de las acciones de Petrodelta, un “joint venture” con Pdvsa que con la modalidad de “Empresas Mixtas” produce 42 mil barriles diarios de crudos liviano-mediano.

Sin embargo, los malestares de Harvest no son nuevos. En las últimas 52 semanas el precio de sus acciones cayó más de 90%. Su precio más alto para este período fue de 5,35 dólares por acción y el más bajo de 0,35 dólares. Cabe destacar que, en algún momento, las acciones de esta empresa petrolera llegaron a cotizarse en 17 dólares.

Harvest comenzó con un 32% de las acciones de Petrodelta. En medio de su debacle, pudo vender el año pasado 11,6% de las acciones a Petroandina. Lo que le produjo 125 millones de dólares. También, quedó sobre la mesa una segunda operación con Petroandina por el 20,4% restante.

La operación de venta del 20,4% de acciones restantes (por 275 millones de dólares) que había sido aprobada por Pdvsa para que la negociación se realizara antes del 31 de diciembre del 2014, no recibió finalmente la confirmación al ser bloqueada por el Gobierno venezolano. Lo que colocó a Harvest al borde de la bancarrota.

A partir del 31 de diciembre del 2014, las acciones de Harvest se desplomaron, y a la empresa que ya tenía problemas de liquidez se le sumó otra dificultad para conseguir financiamiento a sus operaciones.

Al no cerrarse el acuerdo, el precio de las acciones cayó a la mitad (1,70 dólares). En las semanas siguientes, seguirían bajando hasta alcanzar el pasado 14 de abril los 0,37 dólares la acción, su valor histórico más bajo.

A raíz del bloqueo Harvest introdujo, el 15 de enero del 2015, una demanda de arbitraje en contra del Gobierno de Venezuela, la cual retiró el 29 de enero. Lo que los analistas bursátiles estimaron abriría un compás para la negociación entre las partes.

El 14 de abril, se anunció que Pdvsa compraría el 20,4% de las acciones que Harvest posee en Pedrodelta, aunque no se conoció el precio. Esto catapultó las acciones hasta llegar a los 1,05 dólares.

Tanto las explicaciones que proporciona Harvest en su informe anual (publicado el 30 de marzo del 2015), como los análisis de la agencia Reuters, hacen referencia al manejo que hace Pdvsa de Petrodelta.

Refieren que la petrolera venezolana, desde que se cambiaron las condiciones de la asociación en el joint venture en 2007, “ejerce el mayor control sobre las operaciones de Petrodelta”.

“Pdvsa ha estado gerenciando muy pobremente el joint venture, proporcionando insuficiente soporte monetario en gastos de capital y retrasándose en los pagos a los contratistas que proveen servicios a Petrodelta (Harvest es considerado un contratista)”.

En su informe anual 2014, Harvest informó que Petrodelta reportó un ingreso (antes de impuestos y antes “de ítems no operativos”) de 7,9 millones de dólares para el cuarto trimestre del 2014, a pesar de que en el cuarto trimestre del 2013 ganó 71,7 millones de dólares.

Igualmente, Petrodelta reportó para el cuarto trimestre del 2014 una pérdida neta de 19,4 millones de dólares, mientras que las reportadas en el cuarto trimestre del 2013 fueron de 93,3 millones de dólares.

Esa disparidad de cifras, que por una parte tiene un ingreso positivo y por el otro tiene pérdidas, se desprende de los gastos de capital en perforación e infraestructura que fue de 269,2 millones de dólares en el 2013 y de 430,6 millones en el 2014, así como del alto porcentaje en impuestos que la actividad petrolera debe pagar en Venezuela.

¿Cuál es el juego?

Hay dos maneras de ver lo que ha sucedido con Harvest. Una es observar que el valor bursátil de la empresa viene cayendo. Tiene problemas en Venezuela con su socio Pdvsa, y se produce un desplome. Luego se conoce que presuntamente la petrolera venezolana va a comprar la participación en Petrodelta, y se duplica el valor de las acciones.

Como no se conoce de cuánto será la oferta que hará Pdvsa por el 20,4% de las acciones, no es descabellado pensar que pudiera ofrecer una cantidad muy baja aprovechando las dificultades financieras de Harvest.

Esto se conoce con el término de “ablandamiento”. Algo parecido a lo que sucedió con el valor del Banco de Venezuela, que estaba en manos del Grupo Santander.

Las continuas amenazas de expropiación del banco, hicieron que se produjeran corridas de depósitos y depositantes que disminuyeron el valor del banco.

Por otra parte, la caída de las acciones durante los primeros días de enero, hace pensar que se vendió un buen número de ellas antes que tocará un primer fondo. Quienes compraron cuando llegó a un nuevo valor bajo histórico, a mediados de marzo, duplicaron su inversión en un mes.

Fuente: Con informaciones de Reuters y del Informe Anual de HNR-2014

Harvest tiene 20,4% de las acciones de Petrodelta
Las acciones de Harvest en Petrodelta se han desplomado en 2015, ellos tienen el 20,4%

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba