Economía

El Futuro del Petróleo: 2000 – 2020

(%=Image(9199338,»R»)%)Las estimaciones de largo plazo del AEO002 para el sector petrolero son positivas. Existiría un incremento importante de la demanda, aun considerando el uso de otras fuentes energéticas, innovaciones tecnológicas o institucionales. Los países de la (%=Link(«http://www.opec.org»,»OPEP»)%) podrían aportar la parte fundamental de este incremento, casi duplicando su producción para el 2020. El reto es movilizar el capital necesario para materializar el incremento. Las perspectivas específicas de Venezuela, dependiendo de refomas institucionales, podrían ser positivas debido a su base de recursos, ventaja comparativa de localización y la declinación de la producción doméstica de los Estados Unidos.

Crecimiento económico

Aunque existió una recesión económica en los Estados Unidos en el 2001, el escenario base del AEO002 supone que esta economía crecerá a una tasa interanual promedio de 3% desde el 2000 hasta el 2020, ligeramente superior a la estimación del AEO001. En general existe una visión optimista del crecimiento de la economía mundial.

El crecimiento de la productividad (crecimiento del producto menos el crecimiento de la mano de obra) en los Estados Unidos se supone a una tasa de crecimiento promedio interanual de 2%. Las tasas de crecimiento del producto y de la productividad en los primeros cinco años del período de proyección serían relativamente bajas, reflejando la incertidumbre que actualmente existe en el mercado. Luego estas tasas aumentan, colocándose en la trayectoria de crecimiento de largo plazo. La tasa de crecimiento promedio interanual de la población de los Estados Unidos se estima en 0,8%. En la figura 1 se muestra las estimaciones del crecimiento de la economía de los Estados Unidos y el comportamiento histórico.

El AEO002 considera tres escenarios económicos para los Estados Unidos, intentando reflejar la incertidumbre. Un escenario de crecimiento bajo, el escenario base mencionado, y un escenario de crecimiento alto. Estos escenarios están basados en proyecciones macroeconómicas de la DRI – WEFA. El escenario de crecimiento alto estima una tasa de crecimiento interanual promedio del producto de 3,4%, con un crecimiento promedio de la productividad interanual de 2,4%. El escenario de crecimiento bajo supone una tasa promedio de crecimiento interanual del producto de 2,4% y la tasa de crecimiento promedio del producto por habitante baja a 1,8% interanual. Como puede observarse, se supone una reducción en el ritmo del crecimiento respecto al patrón histórico.

Figura 1
Tasas de crecimiento de los Estados Unidos
Históricas y proyecciones

(%=Image(8493879,»C»)%)

La demanda

En el escenario base la demanda de petróleo crecería de 76,0 millones de barriles diarios en el 2000 a 118,9 millones de barriles diarios en el 2020, impulsada por el crecimiento de la economía mundial. La demanda del 2020 sería 1,56 veces superior a la del 2000, lo que implicaría un incremento interanual promedio de 2%, liderizada por el crecimiento de la demanda del sector transporte el cual se espera que alcance el 70% de la demanda de petróleo en el 2020.

Obviamente el comportamiento de la demanda mundial interactúa con los precios. La demanda en el 2020 podría estar dentro de un rango donde la demanda máxima sería de 125 millones de barriles diarios en el escenario de precios bajos, a una demanda de aproximadamente 115 millones de barriles diarios en el escenario de precios bajos.

Como indica la figura 2, el crecimiento de la demanda de productos del petróleo sería superior a las de las otras fuentes energéticas.

Figura 2
Uso de las fuentes energéticas

(%=Image(7886472,»C»)%)

Los precios

Los precios del petróleo han mostrado en el pasado alta variabilidad. Se supone que en el futuro podrían mostrar un comportamiento similar, el cual está basado en factores institucionales específicos desde el lado de la oferta. El AEO002 estima tres escenarios de precios, intentando reflejar la incertidumbre del mercado y la importancia de los factores institucionales, como se muestra en la figura 3.

Figura 3
Escenarios de los precios del petróleo

(%=Image(4370572,»C»)%)

En el escenario base se estima que el precio promedio del petróleo en términos constantes (dólares del 2000), después de declinar (desde los US$ 27,48 el barril en el 2000) en el 2001 y el 2002, iniciarán un recuperación lenta y gradual. En el 2020 se estima que el precio en dólares constantes alcanzará los $ 24,68 el barril y en términos nominales podría llegar exceder a los US$ 42 el barril. En el escenario de precios bajos se supone que el precio del petróleo decae a partir del 2000 para llegar a US$ 17,41 (dólares constantes del año 2000) y permanecer aproximadamente en ese nivel hasta el 2020. En el escenario de precios altos existe un incremento de 2,2% interanual de los precios (dólares constantes) entre el 2002 y el 2015, para luego permanecer estancados. El estancamiento se debería a la penetración en el mercado de energías alternativas debido a los altos precios del petróleo. Aun en el escenario de precios bajos, los precios del petróleo serían en términos constantes similares a los de la década del noventa.

La oferta

OPEP

Los tres escenarios de precios petroleros están relacionados con el posible comportamiento de la oferta de los países de la OPEP, el bloque de países cuyo comportamiento tipo cartel tiene influencia especial en el mercado. En estos países, especialmente en el Golfo Pérsico, está concentrada parte determinante de las reservas de petróleo convencional y de la capacidad ociosa instalada. Sí la producción de la OPEP fuese suficientemente alta, podría materializarse un escenario de precios similar al que en este informe se denomina de «precios bajos».

La figura 4 muestra la relación entre la potencial producción de los países de la OPEP y el precio del petróleo en el mercado internacional.

Figura 4
La producción petrolera de la OPEP y los escenarios de precios

(%=Image(1982929,»C»)%)

El escenario base supone que el incremento de la producción tanto de la OPEP como de los países no – OPEP conducirá a un incremento moderado y sostenido de los precios reales hasta el 2020. Supone que la producción de la OPEP alcanzará 57,5 millones de barriles diarios en el 2020, casi duplicando la producción de 30,9 millones de barriles diarios alcanzada en el 2000. El escenario es consistente con los planes oficialmente conocidos de los países de la OPEP. Ello implicaría una tasa de crecimiento interanual de la oferta OPEP de 3%, superior en 1% a la tasa de crecimiento de la demanda mundial. En el escenario de precios bajos, la producción de los países de la OPEP puede llegar a 67 millones de barriles diarios en el 2020, 2,2 veces más a la producción del 2000. El escenario de precios altos implicaría que la producción OPEP alcance sólo 45 millones de barriles diarios en el 2020, una tasa de crecimiento promedio interanual de 1,9%.

El importante incremento de la producción de la OPEP está condicionado a la capacidad de estos países para movilizar las cuantiosas inversiones que supone este incremento, lo cual posiblemente implicaría mayor apertura al capital internacional.

No – OPEP

En el escenario base la producción no – OPEP crecería de 45,7 millones de barriles diarios a 61,1 millones de barriles diarios en el 2020, 1,7 millones de barriles diarios más alta que la estimación del AEO001. Existe un comportamiento superior en la producción del Mar Caspio, la de África Occidental y Brasil. La tasa de crecimiento de la producción no – OPEP sería de 1% interanual, significativamente inferior a la tasa de crecimiento de la oferta OPEP.

Consumo de energía

El consumo total de energía del escenario base se incrementaría de 99,3 a 130,9 miles de billones de British termal units (Btu) entre el 2000 y el 2020, un crecimiento interanual promedio de 1,4%. La estimación es superior a la realizada en el AEO2001, aunque toma en consideración los estándares de eficiencia para los nuevos equipos de energía en las edificaciones y para motores y vehículos.

Intensidad Energética

Entre 1970 y 1986 la intensidad energética, medida como el uso de la energía por dólar de producto, declinó a una tasa promedio interanual de 2,3%, al desplazarse la economía a sectores menos intensivos en energía e instrumentarse tecnologías más eficientes por el incremento de los precios de la energía. Entre 1986 y 2000, con crecimientos de precios más moderados y el crecimiento de sectores intensivos en energía, la intensidad energética declinó a una tasa interanual promedio más moderada, de 1,5%. Se estima que la intensidad energética declinaría a una tasa interanual promedio de 1,5% hasta el 2020.

Importaciones

El consumo de energía de los países desarrollados se incrementaría más rápidamente que la producción doméstica. Como resultado, se estima que las importaciones netas de energía tendrán una participación mayor en el mercado.

La producción doméstica de los Estados Unidos de petróleo declinaría a una tasa promedio interanual de 0,2% entre el 2000 y el 2020, llegando a sólo 5,6 millones de barriles diarios. Esta estimación supone un incremento de 0,6 millones de barriles diarios respecto al informe anterior, debido a un aporte superior de los campos en la Reserva Natural de Alaska.

En la figura 5 se muestra el comportamiento esperado de las importaciones brutas de los Estados Unidos hasta el 2020, donde puede verse que los países de la OPEP podrían alcanzar la mitad de estas importaciones.

Figura 5
Importaciones brutas de petróleo de Estados Unidos

(%=Image(9712812,»C»)%)

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba