Economía

El Gobierno el peor patrono

Faltan apenas 13 días para el 1º de mayo, Día del Trabajador, fecha anunciada por el Presidente para la promulgación de una nueva Ley Orgánica del Trabajo, y todavía nadie conoce lo que se incluirá finalmente en el texto de una ley tan relevante para la vida de los venezolanos. Como siempre, todo ha sido un misterio cargado de rumores que lo único que generan es nerviosismo como lo evidenciado recientemente en torno al destino de las prestaciones sociales de todos los trabajadores venezolanos.

Claramente, esta reforma improvisada y atropellada sólo responde a que estamos a menos de 6 meses de las elecciones presidenciales y se pretenden lanzar promesas laborales por parte del Gobierno que se ha convertido en el peor patrono del país. Un Presidente que se hace llamar «obrerista» y tiene más de 13 años ignorando a los trabajadores y ahora pretende que le creamos que en los pocos meses que le quedan en el Gobierno va a responder a sus anhelos y exigencias. Pero el pueblo es muy sabio, y a pesar de todo este show mediático, el 7 de octubre votará por un cambio, por un Gobierno que realmente se ocupe de la generación de millones de empleos dignos que nos permita progresar.

Una muestra del total desinterés que tiene el Gobierno con sus trabajadores se refiere a la contratación colectiva en el sector público que se ha visto retrasada como nunca antes, y refleja el total desprecio por las organizaciones sindicales y los trabajadores. Al día de hoy existen unas 300 contrataciones colectivas vencidas en toda la administración pública. Los casos van desde Pdvsa con su contrato colectivo que ya lleva un año vencido, cuando era de las primeras empresas del país en firmarlos, pasando por los casos de Sidor y Corpoelec con 2 años, los casos de Mercal, Bauxilum y Venalum con 5 años sin discutir, o casos insólitos como el de los médicos con 10 años esperando, el de Ipostel con 17 años en mora, el Ivss y Fetraeducación con 19 años, y el récord se lo llevó el canal 8 VTV que tenía 21 años pendiente hasta que se firmó en febrero pasado, luego de una presión clara de sus trabajadores que trascendió a los medios de comunicación del país.

Ante esta evidencia, ¿quién puede creer en las promesas laborales de un patrono que desprecia de esta manera a sus trabajadores? El otro tema son los pasivos laborales, promesa electoral desde 1998 y todavía sigue pendiente. Se estima que la deuda del Gobierno con sus trabajadores alcance unos 19 mil millones de dólares. Y en lugar de pagarla se anuncia una reforma en el régimen de prestaciones que nadie sabe finalmente cómo será, pero que pudiera ser pagada con «papeles» del Estado que sabrá Dios cuándo lo verán los trabajadores. Y por si fuera poco, se les ocurre la brillante idea de considerar que todas las prestaciones de todos los trabajadores, públicos y privados, pasaran a ser administradas por el Gobierno, como una «caja negra» más como el Fonden o el Fondo Chino.

En estos días el Presidente reculó diciendo que era «sólo una idea» y que sería sólo para los empleados públicos. ¿Es que acaso los 2 millones y medio de trabajadores del sector público son de segunda categoría para tener que calarse que se pierdan sus prestaciones, que son el resultado de años de sacrificio, en manos de un Gobierno que no sabe administrar ni su propio presupuesto?

Por eso desde Primero Justicia exigimos se discuta abiertamente esta reforma a la LOT antes de ser aprobada de forma improvisada. Queremos discutir lo relacionado al primer empleo para otorgarles oportunidades a los jóvenes. Queremos discutir el impulso a los emprendedores para reducir de forma drástica el trabajo informal que no tiene ninguna estabilidad. Queremos que se discuta la deuda de años de un sistema moderno de seguridad social con mecanismos como el Fondo Petrolero de Seguridad Social para cada venezolano. Por eso estamos convencidos de que el próximo 7 de octubre Venezuela va a cambiar con Henrique Capriles Radonski, quien sí asume el empleo como palanca fundamental para el progreso. Como nos dicen siempre en las calles, «trabajo estamos pasando, lo que queremos es un empleo». Ése es el camino, el de la Venezuela del progreso, por eso vamos todos juntos a votar.

 

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba